martes 29 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Tipos de fraudes inmobiliarios más comunes y cómo evitarlos

Comprar, arrendar o vender una propiedad en Colombia hoy en día conlleva algunos riesgos pues cada día más estafas se llevan a cabo. Aquí te compartimos las modalidades de fraude inmobiliario más comunes y consejos sobre cómo protegerte, para que realices este proceso de la forma más segura posible.
Escuchar este artículo

1. Propiedades con más de un dueño: Es frecuente que una propiedad pertenezca a más de una persona, como en el caso de matrimonios o familiares. Si no estás al tanto de esto, y realizas el pago del inmueble a una sola persona que no lo distribuye entre todos los dueños, quizás tendrías que pagar doble.

¿Cómo protegerte? Siempre consulta el certificado de tradición y libertad (puedes hacerlo aquí), para verificar quiénes son los propietarios actuales e incluye en el contrato quién recibirá el dinero.

2. Falso dueño de la propiedad: Esto ocurre cuando una persona finge ser el propietario de un inmueble o su representante, podría intentar convencerlo de esto con el apoyo de documentación falsificada.

¿Cómo evitar caer en esto?Como en el caso anterior, adquiere el certificado de tradición y libertad por ti mismo, a través de entidades autorizadas, y no confíes ciegamente en lo que el vendedor te muestre. Igualmente, busca identificar plenamente a la persona con la que firmaras el contrato. Esto no es fácil, pero puedes acudir a empresas especializadas para evitar ser estafado.

3. Problemas con la propiedad: A veces los vendedores no mencionan hipotecas, embargos ni defectos que se presentan en la propiedad. Ya sea por negligencia o para aprovecharse de la falta de inspección profunda, no permitas que esto te pase.

¿Qué puedes hacer al respecto? Visita la propiedad en persona y realiza todas las preguntas que te parezcan necesarias. Aclara todas tus dudas sobre el mantenimiento, las instalaciones y los servicios básicos. También puedes adquirir un análisis del certificado de tradición y libertad aquí, para ver que el inmueble no posea embargos, hipotecas, juicios de sucesión o que se refleje algún defecto en el certificado. También puedes buscar ayuda de un buen agente inmobiliario que te ayude a inspeccionar físicamente el inmueble previo al cierre del acuerdo.

4. Anuncios sospechosos: Desconfía de anuncios con precios de renta o venta demasiado bajos y en estos casos se muy cauteloso con el pago del anticipo del anticipo, pues después de recibirlo, el estafador podría desaparecer.

¿Cómo cuidarse? No realices transacciones bancarias a negociantes que jamás hayas visto en persona. Pide referencias del vendedor o arrendador y asegúrate de que es una persona conocida en el campo inmobiliario.

5. Estafas extranjeras: En estos casos, el dueño de la propiedad dice estar fuera del país y te exige una transferencia antes de entregarte las llaves del inmueble. Si el arrendador o vendedor insiste en realizar el negocio a través de email porque se encuentra fuera del país, esto debería dar pie a sospechar.

¿Cómo evitarlo? Pide que se realice la negociación a través de alguna agencia inmobiliaria, de modo que puedas ir a una oficina y conocer a tu agente en persona.

6. Robo de información personal y confidencial: Esta es una de las estafas más comunes. Puede ocurrirle tanto a dueños de propiedades como a compradores y arrendatarios. Ocurre cuando una persona se muestra interesada en una propiedad y la contraparte pide su información personal, incluidos datos bancarios (para realizar una transferencia o tenerlo en registro). Así, obtienen todo lo necesario para robar su identidad y su dinero.

¿Cómo protegerse? Nunca entregue sus datos personales a alguien que conoció online, y mucho menos sus datos bancarios.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad