miércoles 06 de enero de 2021 - 12:00 AM

Una mano solidaria en Navidad brindaron socios de Villas del Refugio Piedra Parada en Santander

Como un aporte a hacer de la nuestra una sociedad más equitativa, los socios de Villas del Refugio Piedra Parada ayudaron a dos causas con alto contenido social en la pasada Navidad. Estas son sus historias.
Escuchar este artículo

La unión hace la fuerza. Sin duda, 2020 fue el año en el que la solidaridad de unos y otros logró hacer milagros donde la esperanza parecía perdida.

Pese a la adversidad que arrasó al mundo el año pasado, para Lucía* el 2020 fue el año en que logró tener una vivienda digna para ella y sus cinco hijos.

Lucía es una mujer de escasos 33 años que vive en Girón y a quien la vida le ha colocado múltiples obstáculos. Desde hace unos diez años es beneficiaria de la Fundación Semillas de Ilusión, donde labora periódicamente y ha podido capacitarse. Allí también sus hijos han podido acceder a estudio.

Gracias a la iniciativa de Anadelina Benavides Díaz, quien además es la directora de la institución, desde noviembre pasado se logró unir corazones generosos para convertir el cambuche de palos y latas en que vivía esta familia en una cómoda y segura casa en concreto y techo con placa.

Tocando corazones aquí y allá, por lo menos 30 personas se unieron a la causa; también lo hizo Villas del Refugio Piedra Parada, un complejo ecoturístico en el páramo de Berlín que actualmente se comercializa y que tiene el respaldo del eco resort Refugio Piedra Parada.

En nombre de los más de 200 socios, que en la primera fase de venta de las acciones respaldaron esta iniciativa ecosostenible, se donaron mil ladrillos y 100 bultos de cemento, aporte determinante para construir la casa, ubicada en un sector del municipio de Girón.

“Esta es una forma de agradecer a todos los que creyeron en el proyecto de Villas del Refugio Piedra Parada y agradecerle a Dios por hacerlo posible. Son todos los socios los que hacen esta donación que, sin duda, hizo que fuera el mejor regalo de Navidad para esa familia”, expresa Nicolás Mantilla Reinaud, gerente General de Refugio Piedra Parada.

Además del material de construcción, dijo este empresario, también se donaron enseres y electrodoméstico para la familia, que gracias a una cadena de corazones generosos hoy tiene una vivienda digna para ella y sus hijos.

De otra parte, los peluditos de la Fundación Caridad Animal, ubicada en Piedecuesta, también encontraron en Villas del Refugio Piedra Parada una mano bondadosa en la pasada Navidad.

En nombre de los socios se hizo una donación importante en dinero para subsidiar el calendario programador 2021 que Caridad Animal vende cada fin de año, con el fin de recaudar recursos para los gastos de los amigos de cuatro patas que hoy buscan un hogar. Incluso, cada socio de Villas del Refugio de Piedra Parada recibió un ejemplar.

“La idea es que cada uno de los socios conozca que además de ayudar a la generación de empleo en la zona de Berlín con la construcción del proyecto y también cuando inicie operaciones, sienta que en Navidad le pudimos dar un regalo a una familia que lo necesitaba, así como a todos los peluditos, que también necesitan de nuestra colaboración. Esto es en representación de los socios y se ayudó a dos buenas causas”, puntualizó el empresario Nicolás Mantilla Reinaud.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad