martes 07 de mayo de 2019 - 12:00 AM

23 meses después de su desaparición en Santander, no hay rastro de Eleana Solano

Familiares de la joven Eleana Solano Castañeda, desaparecida el 1 de junio de 2017 en Lebrija, Santander, exigieron a las autoridades que así como lograron esclarecer el caso de la ciudadana chilena, hagan lo mismo con este.

Con incertidumbre, dolor y zozobra, María del Rosario Solano pasa sus días en su finca de la vereda San Cayetano, en Lebrija, Santander.

La vida de esta mujer cambió radicalmente desde el 1 de junio de 2017, cuando Eleana Solano Castañeda, su hija, desapareció misteriosamente.

23 meses después de este hecho, que generó consternación en el municipio Piñero, todavía la Fiscalía y la Policía no tienen alguna pista clara del paradero de Eleana, ni de cual fue su suerte.

María del Rosario exige a las autoridades judiciales que esclarezcan este caso, así como recientemente lo hicieron con la desaparición de la ciudadana chilena Ilse Amory Ojeda, cuyo cadáver fue hallado en zona rural de Rionegro y el presunto responsable, Juan Guillermo Valderrama Amézquita, fue enviado a prisión.

Desaparición

Eleana Solano, de 23 años para la época de los hechos, aquel 1 de junio, hacia las 6:00 p.m., salió de su trabajo en una zapatería aledaña al parque principal de Lebrija.

Información recopilada advierte que la joven se desplazó cuatro calles hasta que llegó a un sitio conocido como la Loma de la Cruz. Allí buscaba algún transporte que la llevara a su residencia en la vereda San Cayetano, distante a 15 minutos.

Lo que pasó después aún es materia de investigación para las autoridades. Lo cierto fue que desde esa noche Eleana no regresó a su vivienda, en donde además de su progenitora, la esperaba su bebé.

Sin avances

“Es como si a ella (Eleana) se la hubiese tragado la tierra”. Esa es la respuesta que, según María del Rosario, recibe por parte de los investigadores cuando pide avances sobre el caso de su hija.

La familiar reveló que la falta de compromiso por parte de las instituciones ha sido el principal motivo por el que hoy no se sabe nada del paradero de su hija.

“No hubo un compromiso serio desde el inicio. Yo voy y pregunto en la Fiscalía y las personas encargadas me dicen que tienen muchos casos, ya les da vergüenza que yo vaya porque no me tienen ninguna respuesta. Además, han cambiado los investigadores y ninguno ha estado comprometido, excepto la última funcionaria”, afirmó la madre.

Con el objetivo de generar algún mecanismo de presión para que la Fiscalía y la Policía actúen, la mujer no descarta el próximo 1 de junio, cuando su hija cumple los dos años de desaparecida, convocar a una marcha o encadenarse a las afueras del Palacio de Justicia de Bucaramanga.

“Gracias a Dios encontraron a esta señora chilena, pero ahí nos fijamos que fue posible mover cielo y tierra para ubicarla, pues miraron cámaras y todo eso. En cambio nosotros desde el principio no pudimos ni acceder a las cámaras de la zona”, expresó María refiriéndose al mediático caso de Ilse Amory, el cual consternó al departamento.

El perdón

Consciente de que quizás su hija sufrió un final trágico, María Solano manifiesta que está dispuesta a perdonar a las personas que están involucradas en la desaparición.

“Es algo difícil y complicado, a las personas que le hicieron ese daño a mi hija, que no sé quienes son y la Fiscalía tampoco lo sabe, estoy dispuesta a perdonarlas. Los sospechosos siempre hemos sido todos en el pueblo, nadie se salva”, agregó la mamá.

La hija de Eleana ya tiene 3 años y a pesar de que fue muy corto el tiempo que compartió con su mamá, aún pregunta por ella.

“La bebé pregunta por la mamá. Yo le hablo de ella y me dice que cuando llegue vamos a ir todos a comer”. “Dios me ha dado la fortaleza para seguir adelante cada día y le pido que cuando tenga noticias yo esté bien, tanto psicológicamente, físicamente, en todo punto de vista”, concluyó la madre con la voz entrecortada.

dato
Cabe destacar que en Lebrija hay otras dos personas que se encuentran desaparecidas. Se trata de Erwin Chacón Díaz y Gabriel Ignacio, de quienes no se sabe nada desde el 11 de septiembre de 2017.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad