Jueves 11 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

Cuentas bancarias de un colegio en Santander fueron saqueadas

La Fiscalía Seccional y la Superintendencia Financiera investigan desde hace cerca de dos meses la desaparición de $58 millones de las cuentas bancarias de un colegio en Capitanejo, Santander.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Los $58 millones fueron sustraídos de dos cuentas bancarias pertenecientes al Colegio Integrado Divino Niño, de Capitanejo, Santander.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

El Colegio Integrado Divino Niño, de Capitanejo, Santander, quedó literalmente sin un ‘centavo’ para solventar sus gastos de funcionamiento. Esto luego de que las cuentas bancarias de la institución fueron saqueadas.

Lea además: Desarticulada banda que se dedicaba al hurto de motos a mano armada

Un total de $58 millones fue el botín que los delincuentes informáticos sustrajeron a mediados de agosto pasado, según informaron las directivas del plantel educativo.

Héctor Javier Flórez Moreno, rector de la Institución, informó a Vanguardia Liberal que los recursos de este centro educativo se encontraban distribuidos en dos cuentas de ahorros del Banco Agrario.

“Una es la cuenta maestra en la que el Gobierno Nacional nos deposita el dinero para funcionar. Ahí había $54 millones. La otra es una cuenta que opera de toda la vida, en donde se manejan los recursos que el colegio obtiene por el arriendo de la cooperativa. En ella estaban los otros $4 millones”, dijo el funcionario.

El millonario hurto, que ya es investigado por la Fiscalía y demás autoridades competentes, se originó el pasado 9 de agosto, cuando el personal administrativo del colegio intentó realizar un pago por la plataforma virtual del banco y descubrió que las cuentas estaban bloqueadas.

“Ese día, la cuenta quedó bloqueada, no nos dejó entrar. Llamamos al banco durante varios días y nada, incluso nos comunicamos con una oficina en Bucaramanga. A la semana siguiente, tocaba que pagarle a la Dian, entonces decidimos cancelar con un cheque y ahí salió que la cuenta no tenía fondos”, agregó Flórez Moreno.

Ocurrido este acontecimiento, el directivo se acercó a la entidad financiera a solicitar información. Fue entonces cuando le entregaron un documento en el que le informaban de una serie de movimientos en las cuentas bancarias de la institución, durante el 8 y 9 de agosto.

“Empezaron a retirar, pero de a poco. Pasaban el dinero de una cuenta a la otra y luego lo retiraban. Primero 14 millones, luego retiraron 9 millones (...) Siguieron con ambas cuentas hasta dejarlas prácticamente en blanco”, sostuvo el rector.

En los extractos del Banco Agrario se puede evidenciar que las mencionadas transacciones se realizaron en Bogotá, mientras que los trámites realizados por el personal de colegio aparece el municipio de Capitanejo.

Desde que se presentó el hurto, la comunidad educativa ha tenido que trabajar con las ‘uñas’ para que este hecho no afecte las labores académicas de los 850 niños estudiantes de este plantel educativo de la provincia de García Rovira.

Flórez Moreno y voceros de los padres de familia han informado que el Banco Agrario no ha dado una explicación clara de qué fue lo que ocurrió con el dinero.

“Creemos que los protocolos del banco fueron burlados por algún hacker. La única respuesta que nos dan es que esperemos, pero las deudas y gastos no esperan. No tenemos para comprar diplomas para los de once grado, ni hay para un trapero o una escoba”, informó el directivo.

¿Qué dice el banco?

Ante este difícil panorama, el pasado 4 de octubre, estudiantes, padres de familia, profesores y demás miembros de la comunidad educativa realizaron una marcha que partió desde las instalaciones del Colegio Integrado Divino Niño y terminó en la sucursal del Banco Agrario del municipio.

En medio del evento, Carlos Morales, gerente del Banco Agrario en Capitanejo, dijo que “en este momento el caso se encuentra en estudio porque hasta el momento no se ha podido decretar qué fue lo que sucedió realmente con el protocolo de seguridad del banco o del colegio”.

Y además agregó que “es una situación que no se da de un día para otro y que desafortunadamente no está en manos de la oficina de Capitanejo, nosotros no podemos dar ninguna solución, porque el área de servicio al cliente se encarga de todo el tema. Ya se colocó la denuncia ante la Fiscalía por parte del rector, se colocó la queja ante la Superintendencia Financiera que es la entidad que vigila y regula todos los bancos”.

Publicada por
Contactar al periodista
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad