viernes 16 de abril de 2021 - 12:00 AM

A la cárcel presunto asesino de una niña de 13 años en Bucaramanga

Los vecinos aseguran que el ataque posiblemente iba dirigido contra otra joven, alias ‘Lala’, pero el homicida se habría equivocado.
Escuchar este artículo

La sonrisa y la ternura de la menor de 13 años que murió en pleno enfrentamiento entre bandas delincuenciales, en el norte de Bucaramanga, no volverán, pero sus familiares sintieron un poco de alivio en el corazón al saber que el presunto responsable fue capturado y enviado a la cárcel.

A Jeison Steven Medina Vargas, de 21 años, conocido con el alias de ‘Yeye’ le imputaron cargos por en los delitos de homicidio agravado con dolo eventual, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego agravado.

El crimen ocurrió el pasado 6 de febrero el barrio Bavaria II, donde el hoy imputado por tratar de agredir a otro menor, le disparó a la niña.

Medina Vargas fue capturado por agentes de la Policía Nacional, mediante orden judicial, el 12 de abril.

“Sabemos que la niña ya no regresará, pero nos queda la tranquilidad de que este sujeto fue sacado de las calles, porque seguía amenazando y disparando. Ya no queremos más víctimas inocentes”, manifestó una de las hermanas.

“El perdón será todo un proceso, pero no es justo que los niños sigan pagando por las guerras que no les pertenece. En el barrio el ambiente se ha vuelto pesado”

Residentes aseguran que desde diciembre, las riñas empeoraron.

“Dicen que ese día, el problema fue por una apuesta que no quisieron pagar y se enfrentaron a bala, le querían a dar a un pela’o de 17 años, pero la niña fue la que llevó la peor parte”.

Lea también: En un supuesto ajuste de cuentas, fue asesinada una niña de 12 años en el Norte de Bucaramanga

Los hechos

La pequeña estaba con otra menor de 6 años sentada en un andén frente a la casa de un vecino, esperando el pago de un pollo que le había fiado su mamá en la mañana.

La mamá le pidió que fuera a solo siete cuadras de su vivienda para reclamar el dinero.

Pero habría de quedar en la mitad de un tiroteo entre vándalos quienes, arreglando de la manera más salvaje sus diferencias, acabaron con su existencia a tierna edad. Un proyectil la tumbó y la dejó de inmediato sumida en la agonía.

Aún tenía signos vitales cuando una patrulla de la Policía la auxilió y acompañó la motocicleta particular donde fue trasladada hasta el Hospital Local del Norte, pero allá llegó muerta.

El reporte de las autoridades indica que aquel plomazo letal le ingresó por el costado izquierdo y le salió por el derecho ocasionándole estragos en su aún impúber corazón.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad