viernes 07 de agosto de 2009 - 10:00 AM

A siete ascendieron las víctimas por bus que rodó a un abismo

Un total de siete muertos dejó el accidente de un bus de la empresa Omega que cubría la ruta Bogotá-Cúcuta, el cual rodó por un abismo de 600 metros en el kilómetro 71, en jurisdicción de Norte de Santander.

Las dos nuevas víctimas son dos hombres cuyos cuerpos fueron encontrados ayer en medio de los restos del bus por rescatistas de la Defensa Civil.

Los cadáveres fueron conducidos al mediodía de ayer a la morgue de Pamplona, Norte de Santander, donde se empezará el proceso de identificación.

Por su parte dos de las víctimas fatales fueron conducidas a Bucaramanga donde hoy serán sepultadas.

Se trata de Jesús Argemiro Guerrero de 36 años quien según sus familiares tenía 17 años trabajando como conductor de vehículos de carga. Guerrero tenía 36 años y era padre de una niña de cinco.

La otra familia que sufrió la partida de uno de los suyos fue la de Ramiro Alfonso Martínez Hernández, uno de los conductores del bus.

Aunque al cierre de esta edición su cuerpo no había sido trasladado a Bucaramanga, sus familiares ya tienen todo dispuesto para el funeral.

La víctima residía en el barrio La Cantera de Piedecuesta, y tenía 20 años de experiencia como conductor. Martínez Hernández, de 46 años, era padre de dos hijas de 13 y 17 años.

Por su parte los heridos que permanecen en centros asistenciales de Bucaramanga y el área metropolitana continúan evolucionando con el paso de las horas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad