sábado 28 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Alerta por aumento de delitos informáticos durante el confinamiento

Debido a la crisis que ha surgido debido al coronavirus, delincuentes se aprovechan de incautos y a través de correos electrónicos, mensajes de texto y cadenas de Whatsapp los engañan para acceder a su información personal y financiera. Expertos recomiendan cómo evitar caer en la trampa.
Escuchar este artículo

Con la puesta en marcha del confinamiento preventivo obligatorio, aumentan los casos de estafas virtuales, pues con las medidas sanitarias las personas buscan cada vez más acceder a los servicios financieros de manera virtual, una oportunidad que aprovechan los ciberdelincuentes para estafarlos.

“Se hacen pasar por entidades financieras, suplantando el nombre e imagen de estas para ofrecer créditos en su nombre, que finalmente resultan siendo una mentira”, explicó Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop.

Esta es apenas una de las tantas modalidades de estafa financiera virtual, según explicó el patrullero William Caicedo Domínguez, Investigador Criminal del Grupo de Delitos informáticos de la Sijín de la Mebuc, algunos delincuentes envían mensajes de supuestas actualizaciones de datos y bloqueo de cuentas.

“La modalidad se llama Phishing, que es emular o hacer una similar a las reales y así cae la gente porque tiene los colores, logos y fuentes como las originales. Uno empieza a llenar la información y llena un formulario ficticio que lo tiene el delincuente”, explicó el investigador, quien aseguró que casi siempre llegan por mensajes al celular y al correo.

Los delitos más frecuentes de los que son víctimas las personas son: hurto por medios informáticos, que ocurre cuando los delincuentes acceden a las cuentas de las víctimas y usan el dinero para hacer compras; la transferencia no consentida de activos, que según las autoridades es cuando los delincuentes transfieren el dinero de las cuentas de los incautos a sus cuentas para poder usarlo con normalidad; y la estafa, cuando logran que las víctimas accedan a entregar dinero mediante engaños.

Tenga en cuenta

Caicedo y Chavarro entregaron algunas recomendaciones para que los ciudadanos eviten caer en las trampas de los cibercriminales.

Lo primero, según Fabio, es que hay que revisar que la compañía esté regulada por la Superintendencia Financiera, la Superintendencia de la Economía Solidaria o la Superintendencia de Sociedades.

“Pueden buscar en la página de estas entidades de vigilancia y control si ahí aparecen inscritas las empresas que le hacen el ofrecimiento”, explicó.

El experto aseguró además que una buena forma de confirmar si la oferta que vio en internet o le llegó a su correo o chat es real, es ingresando a las páginas oficiales de las entidades que las ofrecen o a sus redes sociales.

“Si no aparece en ningún lado seguramente estás ante una estafa. Hay que informar de inmediato a la entidad financiera para que ellos tomen las medidas oportunas y que el menor número de personas se vean afectadas por esta acción”, resaltó Chavarro.

Por su parte, Caicedo explicó que en la URL de las páginas falsas aparece la palabra ‘no seguro’ o se pone en rojo, en otras ocasiones la misma red informa que es una página sospechosa. En ese momento la persona debe abandonarla.

El investigador agregó que ninguna entidad bancaria solicita llenar formularios a través de internet y que hay que leer detenidamente cada mensaje o correo que llegue.

“Las personas llenan formatos y no se percatan que el mensaje llegó supuestamente de un banco en el que ni siquiera tienen cuenta, a veces por el afán no revisan”, añadió William Caicedo.

Las falsas cadenas y ofertas

Por estos días, llegan además por correo electrónico y aplicaciones de mensajería instantánea que ofrecen desde gigas de internet y Netflix gratis, hasta supuestas ayudas de la ONU para las que hay que registrarse. Existen otros casos en donde anuncian a la víctima que se ha ganado un carro o que le han impuesto una multa.

El patrullero Caicedo explicó que estas modalidades son usadas para solicitar información y datos personales, o para controlar el equipo desde donde accede la víctima.

“En el caso del Phishing, emulan una página y piden información personal a las víctimas, correos, números de celular, redes sociales, direcciones y piden compartir con 20 personas más. Con eso hace el delincuente una ingeniería social y le puede permitir desde cometer robos, hasta estafar a las personas con la información”.

Entre tanto, el Malware, que es otra modalidad, consiste en que a través del link que llega en las cadenas, los ciberdelincuentes instalan un software malicioso en el computador o celular.

“La persona da clic y nunca abre la página, pero lo que hace es instalar un malware para encriptar información, contraseñas, claves y tomar control del computador. De esta forma pueden desde hacer transacciones hasta acceder a información confidencial que pueden usar contra las víctimas u organizaciones”, agregó William.

El investigador finalmente recomendó tener precución con la información que les llega y no abrir los links hasta no estar seguros de lo que se trata.

Denuncie cualquier caso
Si necesita denunciar algún caso del que fue víctima lo puede hacer por la página web o la aplicación de la Policía ‘A denunciar’, de acuerdo al caso dar clic en el ítem de estafa o el de delitos informáticos.
También puede encontrar asesoría permanente en el CAI virtual de la Policía a través de la página web www.ccp.gov.co. Allí un uniformado está disponible las 24 horas para resolver sus dudas.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad