sábado 02 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Alférez fue arrollado por conductor que se negó a parar en un retén

En la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de la Clínica Carlos Ardila Lülle de Floridablanca, permanece internado el alférez Jaime Arias Martínez, quien fue atropellado por un vehículo la madrugada de ayer en un puesto de control.

Aseguran los compañeros de Arias Martínez, adscrito a la Dirección de Tránsito y Transporte de Bucaramanga, que él fue atropellado a las 2:00 de la mañana de ayer de manera intencional  por el conductor de un vehículo que se negó a detenerse por requerimiento del agente.

'Estábamos adelantando un operativo en el parque de Las Hormigas contra conductores que conducen en estado de embriaguez. Jaime le hizo la señal de pare a un vehículo pero no se tuvo y por el contrario lo atropelló y emprendió la huida', señaló uno de los compañeros del agente de tránsito herido.

Arias Martínez fue conducido de inmediato al área de urgencias de la Clínica Metropolitana de Bucaramanga donde lo estabilizaron y le prestaron los primeros auxilios.

Sin embargo ante su grave estado, ya que presenta un trauma craneoencefálico severo, los médicos ordenaron su traslado ayer a las 6:00 de la mañana a la UCI de la Ardila Lülle donde se encuentra bajo pronóstico reservado.

Buscan al conductor

Mientras Arias Martínez era conducido a un centro asistencial otros agentes de tránsito empezaron a buscar el vehículo de placas GLD-068 de Girón, que causó el accidente.

Con el apoyo de la Policía Metropolitana de Bucaramanga el automóvil fue hallado minutos después en una de las calles del barrio Hacienda San Juan.

El vehículo, al que ya le habían quitado la placa delantera, fue inmovilizado y trasladado a los patios de la Dirección de Tránsito y Transporte donde permanecerá hasta nueva orden.

Un vecino del sector le aseguró a la Policía que observó el momento en el que un hombre le quitó la placa delantera al vehículo, un Fiat 147, y la guardó en la guantera. Luego el sujeto huyó a pie.

Por ahora las autoridades no tienen pistas sobre el paradero del conductor que mantiene entre la vida y la muerte a un agente de tránsito.

'Estaba de turno'

El drama de esta tragedia lo vive en carne propia la esposa del agente atropellado. Ayer en la recepción de la Ardila Lülle, Martha Ospina Pérez, quien esperaba la hora de las visitas, recordó lo que fueron las últimas horas de su esposo antes de sufrir el accidente.

'El jueves se acostó toda la tarde porque tenía turno de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana del viernes. Como a las 8:00 se levantó y comió. Luego se puso a mirar televisión. A las 9:00 p.m. se fue porque lo llamaron por el radio', dijo la esposa del agente quien reside en el barrio La Joya.

A las 3:45 de la madrugada de ayer Martha recibió una llamada telefónica en la que le informaron sobre el accidente.

'Esta mañana (ayer) lo alcancé a ver cuando lo iban a cambiar de clínica. Está inconciente y los médicos me dijeron que dependiendo de su evolución deciden si le hacen una cirugía para controlar una pequeña hemorragia que tiene en la cabeza', señaló Martha.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad