martes 04 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Venezolano fue asesinado en extrañas circunstancias en su casa en Girón

Gabriel Alejandro Torres Triejo, de 20 años, fue apuñalado dentro de una vivienda en Altos de Andina. Aunque primeras versiones de su familia indican que no saben qué ocurrió porque estaba solo, vecinos aseguran que se trató de una riña con su hermano.
Escuchar este artículo

El alboroto que hubo en el sector de Altos de Andina en Girón la tarde del domingo no era solo por la muerte de un joven venezolano, sino por el rumor que desde ese momento corrió por cada una de las estrechas vías peatonales. Según la comunidad, lo asesinó su propio hermano.

Hacia las 6:00 de la tarde en la casa 123 fue encontrado Gabriel Alejandro Torres Trejo, de 20 años, agonizante y con una puñalada en el pecho, de inmediato su hermano mayor y un vecino corrieron con él alzado.

Lo sacaron a la vía principal para buscar auxilio. La madre angustiada los acompañaba.

Mientras los vecinos pedían a gritos un taxi, Gabriel palideció y su hermano le daba cachetadas para reanimarlo “¡No se duerma marico, no se duerma!”, pero la situación empeoró, empezó a echar bocanadas de sangre.

“¡No fue mucho!”, le dijo luego a su mamá, mientras un taxi llegaba. Lo montaron y lo llevaron a la Clínica Girón, pero allí murió minutos después, mientras recibía atención.

¿Qué ocurrió?

Alejandro, su madre y su hermano mayor habían llegado hacía aproximadamente 20 días al sector y apenas construían un rancho en madera para vivir. Los vecinos aseguran que llegaban en la mañana y trabajaban durante todo el día, pero solo saludaban, poco saben acerca de ellos.

Cuando la Policía interrogó a la mujer sobre lo sucedido, aseguró que había salido a botar la basura, y minutos después cuando regresó lo encontró herido, que no sabía lo que había ocurrido.

Sin embargo, en el asentamiento humano corre otra versión. Los vecinos se atreven a asegurar que lo hirió el hermano mayor.

“Dicen que fue el hermano, el mismo que lo sacó, porque estaban los dos ahí adentro y dizque peleaban mucho”, dijo una mujer.

Aunque poco sabían de la familia de inmigrantes, sí escuchaban con frecuencia fuertes discusiones entre la pareja de hermanos.

“Casi todos los días peleaban duro, uno le gritaba al otro que se las iba a pagar. Pero la tarde que lo mataron no se escuchó mucho, todo ocurrió adentro y nadie vio”.

La investigación judicial está ahora en manos del CTI de la Fiscalía, que realizó el levantamiento en el centro clínico y comenzó a recopilar evidencias para determinar qué ocurrió realmente y a manos de quien murió el joven venezolano.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad