jueves 10 de enero de 2019 - 12:00 AM

Así fue el accidente que cobró la vida de un ciclista aficionado

Cuatro ciclistas perdieron la vida en el área metropolitana durante el 2017, el año pasado el número se elevó a ocho. Nelson José Silva Verdugo, de 43 años, se convirtió en la primera víctima del 2019.

Una cadena de sucesos desafortunados ocasionaron el pasado martes una tragedia vial que cobró la vida de un ciclista identificado como Nelson José Silva Verdugo.

Este hombre de 43 años, según sus familiares, era un pedalista aficionado que desde hace cuatro años recorría las vías del área metropolitana de Bucaramanga y otros municipios de Santander, junto a sus compañeros de ruta.

Sobre las 7:30 de la noche del martes, Silva Verdugo decidió salir de su vivienda en el barrio El Llanito, Girón, con el objetivo de subir hasta el peaje del Aeropuerto, sobre la vía que de Bucaramanga comunica con Lebrija.

Hilda Camacho Vargas, quien además de ser su esposa también compartía su gusto por este deporte, lo acompañó.

Todo transcurría con normalidad para la pareja de esposos hasta que un par de kilómetros antes de llegar a su destino, sobre alrededor de las 8:20 p.m., se desató un fuerte aguacero, que obligó a los ciclistas a devolverse.

“No alcanzaron a llegar al peaje, empezó a llover fuerte y se devolvieron en el retorno. Venían ya para la casa”, relató Viviana Silva, hija del fallecido.

Le puede interesar: En 2018 se duplicaron las muertes de ciclistas en Bucaramanga

El descenso fatal

La versión entregada por el Coronel Edinson Rodríguez Daza, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, advierte que cuando Nelson José descendía por el kilómetro 67 del mencionado corredor vial, justo en una curva, perdió el control de su cicla.

“Al parecer, perdió el control de su bicicleta, rebotó contra una barda metálica de 4 metros, saliéndose de la vía y posteriormente en ese evento pasó a la otra calzada en donde impactó con una buseta de transporte especial”, expresó el coronel.

Ocurrido el accidente, la víctima quedó tendido en el asfalto, en sentido Girón - Lebrija. Pese a que casi de inmediato fue atendido por personal de una ambulancia que transitaba por el lugar, nada pudieron hacer los paramédicos, ya no tenía signos vitales.

Las autoridades creen que un posible exceso de velocidad, sumado al inclemente clima, habrían podido incidir en el fatal accidente. El hecho es materia de investigación por parte de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía, quienes realizaron la diligencia del levantamiento del cadáver.

Versión de la familia

Los familiares de la víctima informaron a Vanguardia Liberal que no descartan que algún vehículo le haya hecho perder el control de la bicicleta a Silva Verdugo, por lo que exigen una investigación.

“Del punto en el que quedó la cicla a donde voló en la otra calzada fue muy grande la distancia, hay varios metros. Él era muy prudente para manejar, sobretodo en esa curva que la conocía muy bien, más encima lloviendo. No se la verdad que le pasó ayer (martes), yo digo que algo tuvo que haberlo tumbado”, manifestó la hija del fallecido.

Por su parte, Hilda Camacho no alcanzó a observar nada del siniestro, puesto que ella iba varios metros atrás de su esposo.

“Mi mamá cuando llegó al lugar ya el personal de la ambulancia lo estaba tapando. Los paramédicos le revisaron los signos, pero ya no había nada que hacer. Tampoco hay testigos”, agregó Viviana.

De la víctima
Ayer, las redes sociales se inundaron de mensajes de condolencias para la familia de este ciclista aficionado, quien se ganaba la vida como almacenista de obra.
“Dios te tenga en su santa gloria Nelson. A la familia fortaleza para sobrellevar esta situación, lo siento de todo corazón”, dijo un amigo del fallecido.
Nelson José dejó tres hijos huérfanos, el menor de ellos de tan solo 9 años.
“Le gustaba mucho montar cicla, era su pasión. Viajó con su grupo a muchas partes, fue a Barrancabermeja, Cúcuta, San Gil, entre otros lugares. Era un ciclista experimentado”, concluyó la hija.
Ante esta situación, la Policía realizó una serie de recomendaciones para evitar la accidentalidad.
“Hay que bajar la velocidad cuando el piso esté húmedo o detenerse, portar siempre luces intermitentes, chaleco reflectivo y elementos de protección para que puedan ser observados por los vehículos”, explicó el coronel Edinson Rodríguez Daza.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad