jueves 15 de junio de 2017 - 2:30 PM

Así fue la desaparición y asesinato de la socorrista de la Defensa Civil en Santander

Un soldado profesional, adscrito al Batallón Galán, confesó ante las autoridades ser el autor del material del crimen. No obstante, el hombre está libre.
Escuchar este artículo

La confesión del soldado, sumado al trabajo de investigación que durante un mes realizaron las autoridades, permitió esclarecer el asesinato de Katherine Escalante Castilla, presidenta de la junta de la Defensa Civil de Aguachica, Cesar.

La trágica historia se empezó a tejer el pasado 15 de mayo. Ese lunes la joven viajó de Aguachica, Cesar, a Bucaramanga, donde fue vista por última vez, en los alrededores del Parque Centenario.

Ese mismo día, en razón a que la joven no respondía a las llamadas y mensajes a su celular, la familia la reportó como desaparecida.

Desde entonces, familiares, amigos y compañeros de trabajo, comenzaron una angustiosa búsqueda en Bucaramanga y el área metropolitana, con el fin de establecer el paradero de la joven.

La primera pista

Tras un mes de infructuosa búsqueda, las autoridades establecieron una pista que los condujo al que para entonces era el principal sospechoso de la desaparición de la joven socorrista.

“Logramos establecer que previo a su desaparición, a la joven le consignaron un dinero. Investigamos y se conoció de dónde se hizo la consignación y quién giró esa plata. Lo que conocimos es que el soldado utilizó una segunda persona para que hiciera el giro del dinero”, explicó el Director de la Fiscalía Seccional Santander, Carlos Javier González.

Lea también: No hay razón del paradero de socorrista de la Defensa Civil en Bucaramanga

De acuerdo con la Fiscalía, el soldado responsable del asesinato, le consignó un dinero a la joven, al parecer, para que ella viajara al municipio del Socorro, donde se encontrarían. En efecto, la Fiscalía logró establecer que Katherine Escalante Castilla, llegó al municipio de Socorro el mismo lunes 15 de mayo, sobre las 9:00 p.m.

La confesión

El pasado miércoles en la mañana, el soldado rompió el silencio que guardó durante un mes. Mientras los familiares y amigos de Katherine continuaban con la infructuosa búsqueda, él llegó al comando de Policía del municipio de Socorro, Santander.

Allí el hombre, quien lleva 17 años en las filas del Ejército, confesó su crimen y se comprometió a guiar a los uniformados hasta el sitio donde sepultó el cuerpo de la joven.

Lea también: Hallan muerta en Santander a socorrista de la Defensa Civil que estaba desaparecida

Lo que se pudo establecer es que el 15 mayo, cuando la joven llegó a Socorro, el solado la llevó hasta su casa, localizada en el sector conocido como ‘El Aeropuerto’, jurisdicción del municipio de Palmas del Socorro.

“En la madrugada del 16 de mayo, en medio de una discusión, él la golpeó con un palo en la cabeza ocasionándole la muerte. Luego procedió a sepultarla”, aseguró el Director de la Fiscalía Seccional Santander, Carlos Javier González.

Luego de que el soldado dio la ubicación exacta de la fosa, funcionarios de la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística de la Sijín, acordonaron el área y empezaron a fijar evidencias. Según se conoció, la fosa donde fue hallado el cadáver, está contigua a la casa del soldado.

Tras la exhumación, los investigadores trasladaron el cadáver a la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga. En las próximas horas, el cuerpo sin vida de Katherine, será entregado a la familia, que lo llevara al municipio de Aguachica, donde se cumplirán las exequias.

Confesó y está libre

En virtud a que el soldado no fue capturado en flagrancia y que por ahora no existe una orden de captura en su contra, el confeso homicida está libre.

“No hay captura, el soldado aceptó la autoría de la conducta y se presentó de manera voluntaria, por lo que no se pudo restringir su libertad. El juez de control de garantías de Socorro, de manera particular, consideró que no es urgente y nos convocó para la audiencia de formulación de imputación de cargos para el 28 de junio”, explicó el Director de la Fiscalía Seccional Santander.

Así las cosas, el soldado deberá presentarse el próximo 28 de junio en el Centro de Servicios Judiciales del municipio de Socorro, para audiencia de imputación por el delito de homicidio agravado.

En caso de no presentarse, la Fiscalía deberá solicitar ante un juez de control de garantías, la respectiva orden de captura.

Antecedentes de violencia

El martes 21 de marzo, en la vereda Mata de Guadua, en el municipio de Sucre, al sur de Santander, un hombre asesinó a Irene Pérez Ruiz, de 24 años y a su hijo de cuatro años.

Lea también: Mujer fue decapitada en Santander y su hijo menor también fue asesinado

Tres días después de conocerse el doble crimen, la Policía logró la captura del presunto responsable del asesinato. Se trata de Pedro José Suta Ariza, de 26 años, a quien le imputaron cargos por los delitos de feminicidio, homicidio agravado y porte ilegal de armas.

Otro escabroso crimen ocurrió el  4 de septiembre del año pasado, en el municipio de Socorro, Santander, donde una mujer fue asesinada para robarle el bebé que tenía en su vientre con nueve meses de gestación.

Lea también: Así fue el crimen de mujer embarazada que estremeció al Socorro.

La bebé fue hallada con vida en el Hospital Manuela Beltrán, donde fue capturada la mujer que la llevaba. Al día siguiente, la Policía logró la captura del otro autor del atroz asesinato.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad