domingo 27 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Capturados tres hombres por abusar de menores de edad

Dulces, caramelos o hasta una bicicleta prestada, a todo lo que pueda encantar y seducir a un menor, acudieron tres depravado sexuales capturados por la Policía luego de comprobarles que abusaron de igual número de niñas.

El primer caso ocurrió en el barrio Café Madrid, al norte de Bucaramanga, en donde la Policía en coordinación con la Fiscalía Tercera Seccional, capturaron a  hombre de 62 años, solicitado por el Juzgado 10 Penal Municipal por el delito de Acto sexual agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

La investigación de las autoridades se inició luego de que una niña de 8 años fuera remitida a un centro de atención médica a Medicina Legal, para que le practicaran exámenes especializados y saber el origen de la enfermedad venérea que había contraído.

Fue allí donde la pequeña víctima contó que cuando ella salía donde el vecino que le alquilaba una bicicleta, este se aprovechaba y la encerraba en la habitación para tocarle su cuerpo, entre otras aberraciones que relató.

Con base a estas indagaciones, la Fiscalía logró aportar pruebas para solicitar la orden de captura de este hombre que finalmente fue detenido en la carrera 8 con calle 34N del barrio Café Madrid.

El capturado fue presentado ante un Juez de Control de Garantías, el cual ordenó su traslado a la cárcel Modelo.

‘PERO NO LE CUENTES A NADIE’

Otros dos hombres, de 55 y 73 años fueron capturados por abusar también de sendos menores de edad, utilizando la misma estrategia: regalarles caramelos para callarlos y que no le contarán a nadie lo ocurrido.

Una angustiada madre denunció ante la Policía que descubrió que desde febrero, su hija de 10 años era abusada sexualmente por un vecino que tenía una tienda cerca a su residencia en el barrio La Cumbre.

El tendero del barrio de 55 años, le daba dulces y monedas a la menor a cambio de que lo dejara tocarle sus partes íntimas y que callara aquello.  
Con base en el testimonio de la niña, fue que la Policía logró judicializar y capturar al depravado en su negocio.

Otro caso, es el de un hombre de 73 años que ejercía la misma práctica con su víctima. Él era el dueño de la casa donde vivía una niña de 5 años con sus padres y aprovechando que ellos salían y la dejaban sola, la manoseaba.

A cambio de su silencio,  le regalaba dulces y dinero.

Una vez entrado el padre de la niña, denunció el caso ante la Fiscalía que investigó lo sucedido y capturó al depravado en la carrera 19 con calle 45 del barrio La Victoria de Bucaramanga.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad