miércoles 17 de julio de 2019 - 12:00 AM

Cárcel por el asesinato del excompañero sentimental de su pareja, en Bucaramanga

Ángel María Rueda fue enviado a prisión por homicidio.

Bresneider Aparicio Hernández, de 34 años, fue asesinado de cinco disparos el pasado domingo en la carrera 25 con calle 3N de la Esperanza I, frente a la iglesia Santa Inés, en el norte de Bucaramanga.

Si bien el señalado responsable de este hecho, identificado como Ángel María Rueda Rueda, fue capturado y enviado a la cárcel, ayer su abogado defensor entregó su versión de lo sucedido.

De acuerdo con William Mantilla, apoderado del procesado, este asesinato se dio en el marco de la legítima defensa.

“Fue en legítima defensa, por las reiteradas agresiones físicas, amenazas y persecuciones que había por parte de José Bresneider”, explicó el penalista.

Todo parece indicar que la hoy víctima había amenazado de muerte a Rueda Rueda, de 38 años, por iniciar desde hace 20 meses una relación sentimental con su expareja, mujer con quien él convivió por nueve años.

“A mi cliente le decía usted se quedó con mi mujer, ahora las debe pagar. Constantemente lo perseguía, le llegaba a la casa y al trabajo a intimidarlo”, agregó el defensor.

Para cumplir con sus amenazas, el hombre de 34 años llegó el pasado domingo en su moto a la dirección mencionada y con arma blanca intentó atacar a Ángel María.

“Él (Ángel) es oficial de obra y hacía un mantenimiento con la cuadrilla en ese lugar cuando llegó la hoy víctima a agredirlo. Con el fin de salvaguardar su vida, mi cliente sacó un arma de fuego y le disparó una vez en el pecho. Pero el señor se levantó y volvió a lanzar el cuchillo. Es ahí cuando se disparan los otros cuatro proyectiles”, dijo William Mantilla.

Con soportes en la audiencia, se argumentó además sobre los procesos legales en contra de José Bresneider por violencia intrafamiliar y violencia de género.

“Ante la Policía y la Comisaría de Familia quedó que el señor debía abstenerse de insultos, constreñimientos, agresiones físicas y verbales. No se podía acercar a ella a más de 100 metros, pero incumplió porque ese día llegó en una moto a causarles la muerte al verlos juntos”, concluyó el abogado.

Sin embargo, la postura de la defensa no logró obtener una detención domiciliaria para Ángel María, quien, por la gravedad del delito, fue enviado a la cárcel.

Más amenazas

La defensa del capturado teme ahora por su seguridad en vista de que un grupo de presos en los calabozos de la Policía le advirtió que si llegaba a la Cárcel Modelo era hombre muerto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad