sábado 19 de enero de 2019 - 12:00 AM

Cayó hombre acusado de atacar con ácido a su pareja y a su hija

Angie Paola Vélez perdió la visión, mientras que la otra víctima, su hija de 9 años, quedó con deformidades en el rostro. Más de seis años después arrestaron al presunto agresor.
Escuchar este artículo

Pese a encontrarse huyendo durante varios años del cerco de las autoridades en el municipio de Bello, Antioquia, la Policía halló y en el área metropolitana de Bucaramanga a un hombre que es señalado de haber atacado con ácido a su esposa e hija.

Se trata de Luis Alonso Calderón Rodríguez, de 37 años de edad, quien fue arrestado por agentes de la Policía en medio de operativos de control y registro de antecedentes desarrollados en el barrio El Refugio, en Piedecuesta.

De acuerdo con las autoridades, la detención se produjo a las 9:00 de la mañana del pasado jueves, en momentos en que Luis Alonso fue abordado por la patrulla del cuadrante, para una inspección de rutina.

Le puede interesar: Hasta por Facebook buscan a los culpables del asesinato de una joven en Bucaramanga

Este sujeto les manifestó a los uniformados que no contaba con un documento de identidad, por lo que fue llevado a la estación de Policía de Piedecuesta.

Allí, tras un cotejo dactilar, se logró establecer que este sujeto tenía una orden de captura vigente emanada por el Juzgado Segundo Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Bello, por tentativa de homicidio.

Los hechos

El proceso judicial que afronta Calderón Rodríguez, según información de la Fiscalía, se remonta al 1 de agosto de 2012.

Ese día, el hoy procesado llamó a Angie Paola Vélez, su compañera sentimental, y la citó en una estación de gasolina del barrio Zamora, en Bello, para que recibiera un dinero que supuestamente le había enviado con un tercero.

La mujer acudió a la cita en compañía de su pequeña hija de 9 años y sobre 1:30 de la tarde ambas fueron atacadas con un agente químico.

Lea también: Enfermero es acusado de violar a un paciente con parálisis cerebral en Bucaramanga

De acuerdo con el dictamen de los médicos, Angie Paola perdió la visión de manera permanente, mientras que la niña quedó con graves deformidades en el rostro y en el cuello.

Desde entonces, Luis Alonso vivió en varios municipios del país huyendo de las autoridades hasta que se radicó con su padres en Piedecuesta. Allí se ganaba la vida como conductor en una reconocida empresa sin levantar sospecha alguna de su círculo social.

El pasado jueves, en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, un juez de garantías legalizó la captura y posteriormente envió al procesado a la cárcel.

Posible pena
De acuerdo con William Figueroa, abogado penalista, la Ley 1773 del 6 de enero de 2016, conocida como la Ley de Natalia Ponce, endurece las penas y elimina los beneficios para las personas que cometen este tipo de agresiones.
“Con esta Ley la pena para los responsables aumenta hasta 20 años de cárcel si la conducta es simple. Por el contrario, si el ataque causa deformidad o daño permanente a la víctima la pena sería de 30 años”.
El profesional agregó que el judicializado no podrá obtener beneficios como la detención domiciliaria y la suspensión condicional de la pena.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad