jueves 30 de abril de 2015 - 12:01 AM

Cayó hombre que habría asesinado a su expareja en Piedecuesta

El detenido habría sido quien el 25 de febrero de este año le quitó la vida a su excompañera sentimental, quien recibió 25 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

A la Cárcel Modelo de Bucaramanga fue enviado el presunto autor del asesinato de Eraida Calderón López, de 37 años, quien recibió 25 puñaladas en medio de una discusión pasional con su expareja, el pasado 25 de febrero a las 7:20 de la noche en la calle 1NB con carrera 15 del barrio Villa de San Carlos, en el municipio de Piedecuesta.

Se trata de Carlos Adrián Molina Pinto, de 34 años de edad, quien fue arrestado el martes al mediodía por funcionarios de la Unidad Investigativa de Homicidios de la Sijín en la calle 62 con 28 del barrio Conucos, en Bucaramanga, por el delito de homicidio agravado.

De acuerdo con la información recolectada por las autoridades, el día de los trágicos hechos Molina Pinto habría llegado hasta la casa de Eraida Calderón López a pedirle a que no rompieran la relación sentimental que llevaban.

La pareja estaba en la sala y ante la negativa de ella por recomponer el noviazgo, el sujeto fue a la cocina, tomó un cuchillo y, según testigos, empezó a atacar a la indefensa mujer, que recibió un total de 25 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

Según la Policía una joven de 15 años, hija de la víctima fatal, presenció el brutal ataque y salió de la vivienda a pedir auxilio. No obstante, el agresor logró salir de la casa y emprendió la huida con rumbo desconocido. Pese a que Eraida fue trasladada a la Clínica Piedecuesta, allí llegó sin signos vitales.

El proceso

Al día siguiente del crimen, es decir el 26 de febrero, el presunto autor del hecho acudió voluntariamente a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía. En virtud a que hasta ese momento las autoridades no habían recopilado el material probatorio de rigor Molina Pinto quedó libre y fue citado para que se presentara en audiencia.

Las semanas pasaron y mientras las hijas de la mujer asesinada temían por su seguridad, ya que fueron testigos de los hechos, y además clamaban justicia, el presunto homicida seguía libre.

El pasado lunes Molina Pinto había sido citado en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga para audiencia de imputación, pero no asistió aduciendo que había cambiado de abogado y éste tenía que empaparse del proceso.

En consecuencia y ante la aparente dilatación para comparecer ante un juez, la Fiscalía 30 seccional solicitó la orden de captura, la cual se hizo efectiva por parte de la Sijín a las pocas horas de ser expedida.

El miércoles en horas de la tarde, Carlos Adrián Molina Pinto fue presentado en audiencia pública, ante un juez de control de garantías, en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga.

Pese a que no aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por el delito de homicidio agravado, el juez le dictó medida de aseguramiento, en la Cárcel Modelo de esta ciudad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad