domingo 05 de enero de 2020 - 12:00 AM

Cayó presunto pistolero del homicidio en lavadero del Ricaurte

Orlando Andrade Calderón, de 24 años, fue capturado en flagrancia tras ser sorprendido portando un revólver calibre 38. Un juez lo envió a la cárcel y ahora se espera que la Fiscalía le impute cargos por el homicidio de Wilmer Norley Barrera Cañón, el pasado 31 de diciembre.
Escuchar este artículo

Orlando Andrade Calderón, más conocido por el alias de ‘Papas Andrade’, andaba por las calles de Bucaramanga muy tranquilo, como si no debiera nada.

A este hombre de 24 años la Fiscalía, en coordinación con la Policía, le viene adelantando una investigación por presuntamente haber asesinado a Wilmer Norley Barrera Cañón, de 33 años, el pasado 31 de diciembre, en una lavadero de la carrera 17A con calle 58 del barrio Ricaurte.

Sin embargo, por este sonado asesinato ocurrido previo al año nuevo aún no le ha llegado la hora de responder y por lo pronto fue capturado por otros delitos.

‘Papas Andrade’ se desplazaba el pasado jueves a las 7:00 de la noche por la carrera 10C con calle 67 del barrio El Fonce, en el suroccidente de la ciudad, cuando fue interceptado por uniformados de vigilancia de la Policía que adelantaban requisas y verificaban antecedentes judiciales.

Fue así que se inició el registro personal a Andrade Calderón, en el que los policías hallaron nada más y nada menos que un ‘fierro’. Era un revólver calibre 38 largo, con su respectiva munición.

Además de estar armado, las autoridades encontraron en el SPOA que este joven estaba evadiendo una medida de detención domiciliaria. Con todo esto lo arrestaron de una vez.

El pasado viernes en la tarde, a Andrade Calderón le tocó responder ante un juez por los delitos de porte ilegal de armas y fuga de presos. En la diligencia el procesado se alteró y discutió con varias personas, hasta con su mismo abogado defensor, por lo que se tuvo que aplazar por varios minutos. Finalmente ‘Papas Andrade’ fue enviado a la cárcel bajo medida de aseguramiento.

Vanguardia conoció que la investigación por el homicidio de Barrera Cañón avanza a buen ritmo, y al parecer en los próximos días le imputarían cargos.

Asimismo, las autoridades trabajan para dar con el paradero de una mujer que conducía la motocicleta en la que huyó el pistolero.

Nuevos detalles

del asesinato

Wilmer Norley Barrera Cañón habría sido asesinado en una aparente retaliación por el crimen de una mujer, el 11 de marzo de 2019 en Girón.

“Al parecer, este hombre habría tenido participación hace algunos meses atrás en la muerte de una mujer (...)”, señaló una fuente judicial.

La víctima fue Wendy Laureni Pinzón Orozco, de 25 años, quien recibió cinco disparos cuando ingresaba a su vivienda en el barrio Arenales Campestre. Ella tenía detención domiciliaria al momento de su muerte por hurto y aún no se han registrado capturas por el hecho.

A Barrera Cañón el pistolero le propinó tres disparos en la espalda cuando se encontraba en un lavadero esperando que le hicieran limpieza a su vehículo. Eran las 10:33 de la mañana del 31 de diciembre.

Su verdugo enseguida se dio a la huida en una motocicleta Yamaha BWS que era conducida por una mujer, al tiempo que la víctima fue llevada a la clínica Regional del Oriente de la Policía Nacional, a donde ingresó sin signos vitales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad