domingo 22 de febrero de 2009 - 10:00 AM

China y Brasil, en ‘la mira’ del comercio colombiano

Ante la indudable crisis por la que atraviesan Estados Unidos y la Comunidad Europea, quienes precisamente se constituyen en nuestros más importantes aliados comerciales, el país se ha visto en la obligación de buscar nuevas estrategias que permitan que la dinámica del comercio siga su curso y que no se genere pánico en la producción nacional.

Recientemente el propio presidente, Álvaro Uribe Vélez, dijo que había que fortalecer las relaciones con países como China, con el fin de incentivar la inversión mutua y el turismo. También se ha tratado de fortalecer el intercambio comercial con Brasil, una de las consideradas potencias de América Latina.

Relaciones deficitarias

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, admitió la importancia de China en la nueva dinámica mundial, a la vez que aseguró que lamentablemente las relaciones entre Colombia y China son deficitarias en la actualidad.

'De ahí nuestro interés en que ese país conozca las ventajas que tiene Colombia para la colocación de capitales que puedan ser destinados al  montaje de plantas de producción destinada a este lado del continente', dijo Plata.

Según las más recientes cifras, el comercio global entre Colombia y China ha mantenido una tendencia creciente en los últimos años, pasando de US$771.3 millones en 2003 a US$4.111 millones en 2007 y en enero-octubre de 2008, US$4.080 millones.

De acuerdo con el ministro Plata, las exportaciones de Colombia hacia China se han caracterizado por ser crecientes en los últimos años, aunque poco diversificadas, pasando de US$83 millones en el 2003 a US$784 millones en el 2007.

Sin embargo, en enero–octubre 2008, las exportaciones alcanzaron US$340.3 millones, con una disminución del 51.4% frente a igual período de 2007, debido principalmente a la reducción en las exportaciones de ferroníquel y chatarra de metales en más del 55% en ambos casos.

Los principales productos exportados hacia ese mercado, fueron: ferroníquel, desperdicios de metales, cueros y pieles de bovino y algunos productos químicos.
Mientras que las importaciones colombianas de China pasaron de US$688.7 millones en 2003 a US$3.740 millones en enero-octubre 2008, representadas por: computadores, celulares, aparatos de telecomunicaciones, cámaras de foto y video, ventiladores, hornos microondas, equipos de oficina, productos químicos, laminados, tubos, tornillos, alambrotes, bienes del sector automotor, Textiles, Confecciones, Calzado, entre muchos otros.

La Inversión Extranjera Directa –IED- de China en Colombia, registró flujos de inversión entre 1994 y 2007 de US$ 15,3 millones de dólares, ubicando a esta economía en el puesto 44 de los principales inversionistas en el país, con una participación del total de flujos netos (excluida reinversión de utilidades y Sector petróleo) de 0,03%.

Por otro lado Colombia se encuentra en el puesto 66 de las inversiones nuevas de China hacia el mundo.

Para Luis Carlos Villegas, de la Andi, efectivamente China ha cambiado su dinámica en el mundo, y la creciente producción de ese país ha empezado a desplazar a los exportadores latinoamericanos que sustentan su competitividad en mano de obra de bajo costo.

'Además, China está cambiando rápidamente su patrón exportador; está pasando de vender productos intensivos en mano de obra a productos intensivos en tecnología, lo que aumenta su ventaja en mercados desarrollados. Actualmente, las exportaciones de este país son básicamente productos como computadores y teléfonos celulares, cuando hace diez años eran calzado y juguetes. Así, China es hoy el cuarto proveedor de EE.UU., el sexto de los países de la ALADI', dijo.

Pero para Juvenal Infante, director del Centro de Estudios del Asia Pacífico de la Universidad Sergio Arboleda, el empresario colombiano debe dejar de mirar a China con ojos de enemigo, y convertirlo en un gran aliado comercial.

'China no debe ser una alternativa, sino una obligación comercial, la dinámica exige que sea un socio de Colombia. El problema son las falsas noticias de China, hay que entender que no es un país que produce cachivaches y con consumidores ricos, sino que es una nación con una tecnología avanzada que está conquistando el mercado del mundo, con 1.400 millones de consumidores dispuestos a comprar artículos de buena calidad y novedosos, sin importar su lugar de origen o precio', explicó Infante.

Para el experto, el problema de Colombia es que la canasta exportadora es muy pobre y productos como el banano o las flores, por ser perecederos, exigen mucho esfuerzo en el transporte. 'Pero hay otras miles de opciones, como ropa de marca, dulces, y cosas del corriente y cotidiano', aseguró.
Según Infante, es el momento de comenzar a aumentar las exportaciones, pues China se ha convertido en un país sediento de cosas nuevas, con consumidores dispuestos y con la capacidad de pagar por ellas.

Brasil

En las relaciones comerciales con Brasil, son más las importaciones que las exportaciones; por ello, admiten fuentes del Gobierno, es importante trabajar para equilibrar las relaciones y crear un mercado importante para los exportadores colombianos.

El ministro, Luis Guillermo Plata, señaló sobre el tema que, a pesar que todavía la balanza comercial está a favor de Brasil, lo ocurrido en los últimos años con las exportaciones colombianas hacia ese destino refleja el esfuerzo de las empresas colombianas por diversificar su oferta exportable.

De acuerdo con cifras del Dane, las exportaciones de Colombia hacia Brasil aumentaron 147 por ciento, al pasar de 191 millones de dólares, en 2006, a 471 millones de dólares, en 2007.  Este incremento se explica por el aumento en las ventas de petróleo, las cuales en 2007 alcanzaron 176 millones de dólares.
Entre los principales productos de exportación están el petróleo (37,4 por ciento); carbón, coques y semicoques (11,5 por ciento); ferroníquel (4,8 por ciento); desperdicios y desechos de aluminio (4,7 por ciento); neumáticos para automóviles (4,5 por ciento); y  copolímeros de propileno (3,8 por ciento).
Por su parte, las importaciones originarias de Brasil pasaron de 1.763 millones de dólares, en el 2006, a 2.204 millones de dólares, en el 2007, para una variación de 25 por ciento.

Estas compras externas están representadas en productos como  aviones de peso en vacío superior a 15.000 kg (9 por ciento), teléfonos y celulares (8,6 por ciento), y productos enrollados de hierro o acero (2 por ciento), principalmente.

A lo largo del 2007, la inversión extranjera de Brasil en Colombia creció 2.618 por ciento, producto de haber alcanzado un monto de 529 millones de dólares, con relación a 20 millones de dólares registrados en 2006.

El acumulado de Inversión Extranjera Directa (IED) de Brasil en Colombia ascendió a 641 millones de dólares, entre 1994 y 2007.

CERCANÍA VENEZOLANA


Pese a las diferencias políticas que ha habido entre los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y el venezolano Hugo Chávez, ese país continúa siendo uno de nuestros principales socios comerciales.

Durante la reciente visita del gobernante venezolano a Cartagena, se acordó además mejorar el comercio y buscar mecanismos mutuos de inversión.
Se calcula que durante 2008 se hicieron negocios por más de 7.000 millones de dólares, con ventaja para las exportaciones colombianas, que superaron los 6.000 millones de dólares.

Sin embargo, a los expertos les preocupa el hecho del decrecimiento de la economía de Venezuela y su impacto en las exportaciones colombianas.
'Es de la mayor importancia para la economía colombiana un fortalecimiento de las relaciones comerciales con Venezuela, en un momento donde la economía mundial afronta una grave situación, sobre todo por la importancia que tiene para la industria colombiana el comercio con el vecino país', aseguró Germán Verdugo, de la firma Correval 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad