domingo 22 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Cierran una fábrica clandestina de licor

En un operativo conjunto adelantado por la Policía y la secretaría de Salud Departamental, fue cerrada una fábrica de licor que además de no cumplir con la documentación exigida, producía aperitivo de aguardiente en pésimas condiciones de salubridad.

El operativo fue adelantado el viernes a las 5:00 de la tarde en la calle 30 con Quinta del barrio Girardot. Allí las autoridades encontraron 552 botellas llenas de aperitivo de aguardiente, 36 litros y 96 garrafas con la misma sustancia etílica, 3.200 etiquetas, un bulto con tapas, además de una máquina embotelladora.

Luego de la inspección del lugar el químico de la Secretaría de Salud Departamental argumentó que el sitio no cumplía con las condiciones mínimas de higiene para producir dicho aperitivo.

No pagaba impuestos


El lunes a primera hora el licor incautado será sometido a análisis químicos con el fin de establecer sí es acto para el consumo humano.

Según las autoridades dicha fábrica ya había sido visitada por funcionarios de la Gobernación de Santander en diciembre del año pasado en cuya oportunidad el propietario manifestó dedicarse al reciclaje de botellas. Sin embargo, en esta oportunidad, tras el allanamiento, las autoridades lograron comprobar que allí se producía aperitivo de aguardiente.

Además la oficina de fiscalización e ingresos y rentas del departamento estableció que el licor que allí se producía no pagaba el respectivo impuesto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad