jueves 11 de julio de 2019 - 10:27 AM

Conductor de bus habría sido víctima de un ataque con escopolamina en Bucaramanga

Escuchar este artículo

Un posible ataque con escopolamina habría ocurrido la noche del pasado miércoles en Bucaramanga, donde la víctima fue Daniel Rendón, el conductor de bus a quien habrían pretendido robar.

Ocurrió poco antes de las 8:00 p. m. cuando Rendón se encontraba estacionado en la carrera 14 con calle 33, pleno centro de la ciudad.

Aún somnoliento por el efecto de la sustancia, Daniel le contó a Vanguardia.com cómo ocurrió el ataque. “Me paré ahí pegadito a la bomba cuando un hombre canoso se me acercó, me dijo que estaba varado, que se había quedado sin líquido de frenos. Le dije que no tenía, que preguntara en la bomba pero me contestó que no había”.

Fue entonces cuando Rendón le aconsejó que fuera hasta una bomba en la 17. “Si le sirve, yo voy por la 18, le dije. Se subió y me acercó la mano para pagarme, le dije que tranquilo que yo no le cobraba; pero solo pasaron segundos cuando empecé a sentirme mal, se me durmió la lengua, tenía la respiración entrecortada, somnolencia, se me aceleró el corazón; no podía manejar bien”.

Temiendo por su vida o porque el pasajero lo robara, Daniel como pudo le timbró a un compañero que iba en otra buseta adelante, a varias cuadras.

Lea también: Joven resultó herido tras enfrentarse a tiros con la Policía en Girón

“Mi compañero atravesó la buseta en la 18 con 34 para esperarme. Al ver la algarabía, el tipo se bajó y no supe más de él.

Yo temblaba, estaba sin reflejos, poco movimiento, pero llegué hasta la bomba de la empresa como pude”.

Rendón fue auxiliado por una ambulancia y llevado hasta la Clínica Chicamocha donde fue dado de alta a las 4:00 de la mañana de este jueves.

“Me estabilizaron, me pusieron suero, pero como no había laboratorio no me pudieron hacer la prueba de escopolamina. En ese momento estoy en la EPS autorizando el examen. Pero gracias a Dios estoy bien. Yo creo que pretendían robarme pero debido a que mucha gente llegó, ese hombre se bajó de la buseta y se fue, no supe más de él”, manifestó con una voz una voz aún somnolienta.

“Aún estoy adormecido, sin reflejos bien condicionados”. En los 20 años que lleva como conductor nunca había sido víctima de la delincuencia.

La Policía ya está al tanto de la situación e inició una investigación para esclarecer lo ocurrido. Por ahora se está a la espera de los resultado de laboratorio para determinar si Rendón fue atacado con escopolmina.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad