domingo 29 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Conductor murió tras rodar 100 metros por un abismo en la vía a Pamplona

El camión siniestrado cubría la ruta Barranquilla – Cerrito, Santander. Un microsueño habría sido la causa del fatal accidente.
Escuchar este artículo

En el fondo de un abismo de aproximadamente 100 metros, en la vía que de Bucaramanga comunica con Pamplona, Norte de Santander, terminó un camión Dodge, de placas XKA-383. Su conductor perdió la vida.

Cristian Ferley Arias Peña había salido de Barranquilla, Atlántico, con una carga de abono químico hacia el municipio del Cerrito, en la provincia de García Rovira.

Arias, de 26 años, de acuerdo con las autoridades, había manejado toda la noche sin parar desde que partió desde ‘La Arenosa’, por lo que de a poco su cuerpo se fue agotando.

Cuando el reloj marcaba las 8:30 de la mañana, Cristian Ferley llegó al kilómetro 45+450 metros. Allí, en plena curva, su cuerpo ‘sucumbió’ y no pudo maniobrar con éxito el pesado vehículo.

No hubo poder humano que evitara que el camión se saliera, rompiendo incluso una cerca de protección, y empezara el trágico descenso por el barranco.

La carga fue lo primero que salió volando, dejando un rastro por la pendiente, una vez el Dodge empezó a dar ‘volteretas’ sin control.

A unos 80 metros de la calzada, salió expulsado el frágil cuerpo del conductor. Quedó tendido en la zona boscosa con un trauma craneoencefálico severo, entre otras lesiones de gravedad.

El vehículo alcanzó a recorrer otros 20 metros hasta que finalmente detuvo su marcha, cerca de unos árboles.

Prácticamente quedó destruida la carrocería, mientras los ejes quedaron completamente destrozados.

Ocurrido el accidente, no tardó en llegar la ayuda. Policía, paramédicos y moradores del sector bajaron en una carrera por la empinada montaña con la espera de que hubiera algo que hacer por el conductor.

Pero todas las acciones fueron infructuosas, las serias lesiones cobraron la vida de Arias Peña, quien era oriundo de Chitagá, Norte de Santander.

Fue necesario el apoyo del Grupo Ponalsar para extraer el cadáver y que la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía de Santander realizara los actos urgentes.

“La hipótesis que se maneja es un aparente microsueño, no hubo ninguna huella de frenado en la calzada, simplemente se ve el lugar por donde se salió”, dijo a Vanguardia una autoridad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad