miércoles 23 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Conmoción en Yondó, Antioquia, por labriego que fue asesinado e incinerado

El campesino de 63 años de edad fue encontrado en un caño. La misma comunidad sacó el cuerpo, lo arropó y lo llevó a la estación de Policía.
Escuchar este artículo

El ver a un joven de aproximadamente 22 años de edad, montado en un caballo que no le pertenecía y ofreciendo una escopeta que tampoco era suya, empezó a levantar sospechas en la vereda Caño Bodegas del municipio de Yondó, Antioquia.

Todos los vecinos empezaron a observarlo y a tratar de conocer el paradero de Nelson Mora, el dueño del rancho donde el joven se encontraba hospedado desde hacía como un mes, pues llevaban horas sin verlo y se les hacía extraño que otra persona anduviera con objetos de propiedad del finquero.

La tensión aumentó en esta comunidad, que no lograban contactarse con el hombre de 63 años, por lo que decidieron dar aviso a sus familiares.

En la finca se notaba que no todo andaba bien como aquel sujeto lo mencionaba. Por eso inspeccionaron cada rincón de la propiedad, hasta que unas ramas en un caño llamaron la atención de esa comisión de búsqueda. Allí estaba el cuerpo incinerado de Nelson Mora.

“A él lo asesinaron el domingo en la tarde, estaba solo con el muchacho porque mi mamá se había venido el sábado para Barranca. Los vecinos allá fueron los que nos llamaron porque sentían como comportamientos raros del joven y pues tampoco veían a Nelson. Cuando nos comunicábamos el muchacho solo decía que no había pasado nada”, expresó Clara Urrea, hijastra de la víctima.

Llenos de angustia y temor viajaron el lunes hasta la finca. Tres horas duraron en el vehículo, pues ese es el tiempo de recorrido desde Barrancabermeja.

No saben los motivos

A quien señalan como el asesino del campesino, esta familia lo conoce desde muy niño y solo quisieron ayudarlo para que él trabajara y pudiera suplir sus necesidades.

Alrededor de la casa, que estaba construida en tabla, había leña. Con esa aparentemente hizo una hoguera para quemar el cuerpo de la víctima y así no dejar rastros del crimen.

Luego lo habría arrastrado hasta el caño, donde finalmente lo habría dejado con ramas por encima para esconderlo.

“Es difícil para nosotros esta situación, queremos saber por qué lo hizo si se trataba de un buen hombre. Ya luego de encontrarlo lo envolvimos en sábanas y lo sacamos hasta el pueblo”, agregó Clara.

Gracias a la comunidad, el joven acusado fue capturado y llevado hasta la estación de Policía de Yondó.

Ayer en la tarde, al cierre de esta edición, era presentado ante investigadores del CTI de la Fiscalía en Barrancabermeja.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad