viernes 07 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Consumida por incendio una bodega de plásticos

Un voraz incendio ocasionó ayer una emergencia de incalculables proporciones, porque las llamas que comenzaron en una bodega de plásticos amenazaron con propagarse a una comercializadora de llantas, una bodega de químicos, una fábrica de cajas y un almacén de marroquinería.

Momentos en que se consumía la Cacherrería Colombia (Foto:César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL)

La emergencia se registró a las 5:10 de la tarde en una bodega ubicada en la avenida Quebrada Seca entre carreras 13 y 14, centro de Bucaramanga.

Según las autoridades que atendieron la emergencia, todo parece indicar que una chispa originada por un equipo de soldadura con el cual arreglaban una lámina en el portón de ingreso a la bodega, habría originado el incendio.

Las llamas, que en principio comenzaron en el primer piso, se fueron propagando poco a poco al segundo piso de la bodega, donde tenían almacenados baldes y tinas, entre otros materiales de plástico.

A las 5:15 de la tarde llegó al lugar la primera máquina de Bomberos con capacidad para cargar cuatro mil litros de agua. Cinco minutos después, otras dos máquinas cargadas con dos mil litros reforzaron el operativo.

Las llamas se avivaron


Pese al esfuerzo de los Bomberos por controlar el incendio, poco a poco las llamas se propagaron dentro de la bodega. La situación se puso crítica cuando 15 minutos después, la máquina de mayor capacidad se quedó sin agua.

En los diez minutos que demoró en buscar un hidrante para recargar, las llamas tomaron fuerza y llegaron a alcanzar los 20 metros de altura.

A las 6:00 de la tarde la situación parecería incontrolable para las cuatro máquinas y los cerca de 20 bomberos que trataban de controlar las llamas.

Ante la mirada impotente de casi 200 personas que desde la cera contraria observaban el incendio, las llamas amenazaron con propagarse a los locales contiguos.

Angustiados y al ver la magnitud de la situación, los comerciantes de dichos locales optaron por evacuar el sitio llevándose consigo parte de la mercancía y algunos objetos de valor.

Ya para las 6:15 de la tarde la zona se encontraba acordonada por 100 policías y el Escuadrón Móvil Anti Disturbios, ESMAD, para evitar que los dueños de lo ajeno hicieran de las suyas.

A las 6:30 de la tarde, hombres de la Defensa Civil llegaron al sitio para reforzar a los bomberos.

'Central, por favor necesitamos refuerzos, alerte a las demás unidades del área', fue el llamado del capitán de la Policía que tenía a cargo el operativo.
Diez minutos después otras tres máquinas de Bomberos del área metropolitana llegaron al lugar para tratar de apagar el fuego.

'Tuvimos problemas porque el agua de las máquinas se fue acabando y el hidrante para recargar estaba un poco retirado del lugar de los hechos. Además, el material inflamable que había en la bodega dificultó la situación. Sin embargo nos concentramos en buscar que las llamas no se propagaran a los locales contiguos y por fortuna lo logramos', señaló Jenny Patricia Joya Rueda, directora del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga.

A las 7:00 de la noche, y tras el esfuerzo de más de 150 hombres entre bomberos, Defensa Civil y policías, y la utilización de nueve máquinas, las llamas fueron controladas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad