miércoles 04 de marzo de 2009 - 10:00 AM

CTI desmanteló banda dedicada al hurto de ganado y vehículos

Un trabajo investigativo de seis meses les permitió a las autoridades desmantelar una banda delincuencial dedicada al hurto de ganado y vehículos que operaba en diferentes municipios de Santander.

En el operativo fueron capturadas siete personas señaladas de pertenecer a la agrupación delincuencial a la que le imputan cargos por los delitos de hurto calificado y agravado, concierto para delinquir en concurso con secuestro simple y porte ilegal de armas.

Ayer, los siete capturados fueron presentados en audiencia pública ante un juez de control de garantías en el municipio de Suaita, Santander. Durante la diligencia judicial, cinco de los integrantes de la banda aceptaron su responsabilidad en los delitos por los que son investigados por la Fiscalía.

Dos de ellos, identificados como Marco Antonio Legüizamon y Fernando Enrique Lara Arroyo, no se allanaron a cargos, aduciendo ser inocentes.

El juez que presidió la audiencia dictó medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra las siete personas en la Cárcel de Berlín, en Socorro.

Los hurtos


El 29 de agosto de 2008 los delincuentes hurtaron 13 vacas de la raza Jersey avaluadas $78 millones de la finca San Germán, localizada en la vereda Olival, del municipio de Suaita.

En este hurto se pudo establecer que participaron 10 personas que se llevaron el ganado en dos camiones tipo turbo.

El mismo día de los hechos, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, inspeccionaron el potrero de donde fueron hurtados los semovientes. Allí los investigadores encontraron como evidencias colillas de cigarrillos y utensilios de cocina los cuales fueron remitidos al Instituto Nacional de Medicina Legal con el fin de extraer patrones de ADN.

Cuatro meses después, para el 4 de diciembre de del año pasado, la banda delincuencial propinó otro golpe. Esta vez el hurto fue perpetrado en la Finca El Pireo, localizada en la vereda Guayabito, del municipio de Oiba, Santander.

De allí los delincuentes se llevaron 13 toretes y dos toros registrados genéticamente. Como evidencias los investigadores también encontraron colillas de cigarrillos y utensilios de cocina.

La prueba reina


Una tarjeta prepago hallada dentro un pantalón que uno de los delincuentes dejó abandonado en el hurto perpetrado el 4 de diciembre de 2008 en la Finca El Pireo, en Oiba, fue la clave para escudriñar los movimientos de la banda e identificar a sus integrantes.

Con dicha prueba, los investigadores le solicitaron a la Fiscalía una orden para que la empresa de telefonía celular facilitara el número al que fue cargada la tarjeta prepago hallada en el sitio del hurto.

Con esta información, los agentes del CTI establecieron que para el 4 de diciembre desde dicho número se hicieron varias llamadas a seis personas antes, durante y después de la comisión del hurto.

Estos indicios dieron pie para que el 30 de diciembre la Fiscalía Segunda Seccional del Municipio del Socorro solicitara la interceptación de varios teléfonos celulares, de propiedad de la banda delincuencial.

Por 45 días los investigadores monitorearon las comunicaciones de los sospechosos encontrando suficiente material probatorio para proferir 14 órdenes de captura por los delitos de hurto calificado y agravado, concierto para delinquir en concurso con secuestro simple y porte ilegal de armas.

Las capturas

 
De las 14 órdenes de captura expedidas por la Fiscalía, el CTI ha hecho efectivas siete. En una primera fase adelantada el 28 marzo, fueron arrestadas cuatro personas que responden a los nombre de Jonathan Campos Campos, alias ‘John’, de 21 años, capturado en el municipio de Puente Nacional; Eduar Fabián Luengas Rodríguez, alias ‘Mi Pez’, capturado en el municipio de Barbosa; Edgar Yair Sosa Luengas, natural de Barbosa y capturado en Cite, Boyacá; Benjamín Gómez Fajardo, natural de Arauca y capturado en Barbosa.

El primero de marzo el CTI arrestó a otras tres personas identificadas como Fernando Enrique Lara Arroyo, alias ‘El Loro’, natural de Montería y detenido en el corregimiento La Fuente del municipio de Zapatoca; Marco Antonio Legüizamon, alias ‘Don Antonio’ capturado en Chiquinquirá, Boyacá; Lorena Jennifer Saldaño Vega, arrestada en el municipio de Suaita.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad