sábado 07 de febrero de 2009 - 10:00 AM

De un disparo acabó con su vida

Un joven de 18 años perdió la vida en el Hospital de Lebrija luego de dispararse en el pecho.

La víctima que fue identificada como Wilber Rueda Flórez, salió ayer a las 5:30 a.m. de la finca de su madre, ubicada en la vereda Altamira de Girón, asegurando que volvería a las pocas horas.

Sin embargo, tomó rumbo hacia la casa de su ex novia, una mujer de 28 años con quien mantuvo una relación de un año, y allí se quitó la vida.
Según las autoridades Rueda Flórez llegó hasta donde la mujer, intercambiaron unas palabras y posteriormente sacó un revólver y se disparó en el lado derecho del pecho.

El joven alcanzó a llegar con vida al Hospital de Lebrija, donde recibió los primeros auxilios. Ante la su grave estado de salud los médicos ordenaron su traslado al Hospital Universitario de Santander, a donde llegó sin signos vitales.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bucaramanga realizaron la inspección del cadáver en la morgue del HUS y de allí lo condujeron a la Morgue de Medicina Legal.

Los despojos mortales de Rueda Flórez fueron reclamados por sus familia para darle cristiana sepultura.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad