domingo 14 de enero de 2018 - 12:01 AM

Denuncian a un médico neurocirujano por estafa en Floridablanca

Un adulto mayor le pagó más de $4 millones a un médico por un tratamiento de células madre que prometía aliviarlo de una dolencia en la espalda. Meses después, cuando su salud empeoró, descubrió que lo que le estaban aplicando no era nada de lo ofrecido.

El objetivo de un pensionado de 62 años, residente del barrio Ciudad Valencia de Floridablanca, era buscar la cura de un padecimiento vertebral llamado espondilitis anquilosante o espondilitis reumática, enfermedad que lo aqueja desde hace varios años y le ocasiona serios dolores en la espalda.

Para ello, un allegado de una iglesia cristiana a la que él asiste le recomendó que se sometiera a un tratamiento que era ofertado por un médico neurocirujano.

Y en efecto, el afectado contactó al médico, el cual le ofreció un tratamiento con inyecciones de células madre y una caja con 90 ampollas.

Ante la atractiva propuesta y la promesa de que se iba a recuperar, el adulto mayor aceptó y le pagó cerca de $4 millones 50 mil.

De acuerdo con la denuncia que la víctima instauró ante la Fiscalía, desde septiembre del año pasado, el médico empezó a visitarlo en su casa cada dos días, para aplicarle una inyección, además debía tomar una ampolla diaria. Sin embargo, según sus familiares, contrario a mostrar mejoría, su salud se fue deteriorando.

Lea también: Hombre fue golpeado por la comunidad tras robar un bolso a una mujer en Piedecuesta

“Él ahora está peor, le cuesta más moverse y tiene problemas respiratorios. Antes se movía, era más activo”, relató a Vanguardia Liberal una hija de la víctima.

Ante la situación, los familiares del enfermo se acercaron al laboratorio de Cromatografía y Espectrometría de Masas de la Universidad Industrial de Santander, UIS, para que realizaran un análisis al contenido de las inyecciones. Los resultados arrojaron que la sustancia era la mezcla de 14 compuestos químicos, la mayoría compuestos de aceites naturales, pero en ningún lado había células madre.

“Eran varias sustancias, una derivada de la marihuana, y otra que según nos dijeron se usa en caballos. Tan pronto él supo de una vez se fue a poner el denuncio ante la Sijín”, agregó la familiar.

Pese a que el hombre de 62 años instauró la denuncia por estafa, el señalado responsable fue capturado por la Policía en flagrancia días atrás, en momentos en que llegaba a la vivienda de la víctima con una nueva caja de ampollas, que no tenían el registro Invima.

La Fiscalía le imputó cargos por corrupción de productos médicos, pero minutos después quedó en libertad. Ahora, la investigación por estafa continúa, mientras que el ciudadano afectado y sus familiares aseguraron que como dice el adagio popular, “ fue peor el remedio que la enfermedad”.

¿Consecuencias para la salud?

Al respecto, Yenny Basto, química de la UIS, explicó que “los componentes de las ampollas en su mayoría tienen usos analgésicos y antiinflamatorios, como el mirceno, que es derivado del Cannabis, o el metilparabeno que también se usa para la fabricación de maquillaje. El problema recaería en los porcentajes de cada componente y en las dosis suministradas”.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad