martes 15 de diciembre de 2009 - 7:56 PM

Despedido en Bucaramanga padre de nadador asesinado en Cali

La tristeza y la melancolía tiñó ayer en la tarde el barrio la Victoria y el cementerio Jardines La Colina, últimos lugares que visitó el cuerpo de carlos Alberto Rodríguez Ardila, padre de un nadador santandereano que encontró la muerte en Cali, el pasado fin de semana.


Rodríguez Ardila perdió la vida el pasado sábado mientras acompañaba a su hijo Carlos a un campeonato nacional de natación y en medio de un forcejeo por no dejarse robar un reloj.

Familia, amigos y seguidores de la natación en Santander le acompañaron hasta su última morada, en medio de sentimientos de frustración y dolor, que no alcanzaron a ocultar un clamor de todos los dolientes: paz para Colombia.

Leonardo Castillo, amigo de Carlos Alberto hizo un llamado de reconciliación y cordura, mientras pidió a los colombianos más solidaridad y contribuir para que estos hechos no se entierren como las víctimas, sino que se denuncien y puedan castigarse a los delincuentes.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad