miércoles 05 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Detalles del homicidio ocurrido cerca al estadio en Bucaramanga

En una fuerte riña ocurrida en los alrededores del estadio Alfonso López, justo antes del partido entre las selecciones de Colombia y Brasil, fue asesinado Diego Andrés Mojica.
Escuchar este artículo

Con la emoción de ver a ‘la tricolor’ en el ‘Alfonso López’ salió Diego Andrés Mojica Perea desde su casa en el barrio El Nogal, del sector norte de Bucaramanga, el lunes a las 2:00 de la tarde. Pese a que algunos familiares le pidieron que no fuera y que viera el partido por televisión, él decidió ir.

El joven de 18 años recién cumplidos fue asesinado minutos antes del partido entre Brasil y Colombia en las inmediaciones del estadio. Recibió dos puñaladas en una fuerte riña.

La riña

La gresca ocurrió en la Avenida Eduardo Santos con carrera 28 a las 7:30 de la noche. En una esquina, Diego se enfrentó a cerca de cuatro jóvenes con quienes tendría diferencias personales y uno de ellos alcanzó a agredirlo frente a varios vendedores ambulantes, revendedores de boletas e hinchas que a esa hora rodeaban el escenario deportivo. Recibió una puñalada en el brazo y otra en el abdomen.

“En la pelea hasta se llevaron el letrero de un restaurante, cuando nos dimos cuenta estaban gritando que tuvieran cuidado y el muchacho salió corriendo con un cuchillo en la mano y el otro detrás”, narró un testigo.

Para cuando Mojica Perea corría hacia la redoma del estadio en busca de auxilio, ya venían varios policías a intervenir, sin embargo, al ver al joven con un cuchillo en la mano trataron de reducirlo.

“Le vieron el cuchillo en la mano y le pegaron un bolillazo para que lo botara, entonces se levantó la camisa y les mostró que estaba herido que llamaran una ambulancia”, continuó un comerciante consultado por esta redacción.

Sin auxilio

Gravemente lesionado, Diego alcanzó a llegar hasta la calle 14, pero antes de alcanzar el separador de la vía cayó tendido sobre el asfalto, justo sobre una señal de ‘Pare’.

“Cayó en entre la P y la A, y pedían una ambulancia, los amigos trataron de ayudarlo y la Policía no dejaba. Como nunca llegó la ambulancia lo echaron a una patrulla”, añadió.

Mientras decenas de personas observaban la escena, la víctima, ya sin camisa, fue montada en el platón de una camioneta policial y trasladada hasta el Hospital Universitario de Santander.

¡Qué dolor!

“Aquí vinieron a decirnos que lo habían herido pero que no era grave, cuando fueron al Hospital dijeron que estaba grave, y como a las 11:30 murió”, contó a Vanguardia una prima de Diego.

Su partida llenó de dolor a su familia, pues apenas el pasado 8 de enero había cumplido su mayoría de edad, ni la cédula había sacado. Por eso anoche aún no habían podido retirar el cuerpo de la morgue de Medicina Legal.

“Él se fue muy contento, sonriente y perfumado, hasta le preguntamos que si se iba a ver con una mujer, le dije que no fuera que viera el partido por televisión, pero insistió en irse”, finalizó su familiar.

Un capturado

Cuando la Policía llegó a controlar la riña lograron capturar a Sergio Andrés Jaimes Osorio, señalado por testigos de haber apuñalado a la víctima. El joven de 25 años fue presentado anoche ante un Juez de Control de Garantías que legalizó el procedimiento de captura y hoy en la mañana un Fiscal le imputará cargos por homicidio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad