miércoles 05 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Dolor y llanto por muerte de una niña de 12 años

Las lágrimas y la tristeza embargan la vida de Sandra Milena Portilla, tras la muerte de su hija de 12 años, quien pereció en un trágico accidente de tránsito ocurrido el lunes a las 6:45 de la tarde en la vía principal  del sector de Morrorico.

La menor fue arrollada por una tractomula cuando regresaba a su casa luego de la jornada escolar en el colegio Oriente, donde cursaba sexto grado. Tras el accidente la menor fue llevada al  Hospital Universitario de Santander, HUS, a donde llegó sin signos vitales a causa de un trauma craneoencefálico severo y hemorragias prolongadas.

En medio del desconsuelo y el dolor de los familiares, la Unidad Móvil de Criminalística de Tránsito realizó el levantamiento del cadáver para conducirlo luego a la morgue de Medicina Legal.

El dolor y el llanto fueron la compañía de la madre de la menor, quien señaló que: 'Yo me encontraba en Miraflores donde vivo y me avisaron del colegio que a mi niña la habían atropellado, yo no sé realmente que pasó', dijo entre sollozos.

El cuerpo de la niña es velado en la funeraria San Pío de Bucaramanga y hoy a las 3:00 de la tarde sus familiares y amigos le darán cristiana sepultura en el Cementerio Central.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad