domingo 27 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Dos obreros murieron sepultados en una obra

Arañándole las entrañas a la tierra, para echar cimientos y levantar un edificio de 18 pisos, dos obreros de construcción murieron ayer aprisionados por un alud de tierra, mientras que un tercero resultó herido.

A la 1:30 p.m. los trabajadores de la obra de la carrera 27 con calle 13, tuvieron que soltar sus herramientas de trabajo y correr hasta lo más profundo de la construcción, para rescatar a Santiago, Luis y a Jairo.  

Entre los tres trataban de abrirle espacio a una de las columnas que levantarían y que en el futuro sostendrían la edificación, pero de un momento a otro quedaron sepultados porque una de esas paredes se desmoronó.

La emergencia ocurrió a unos 20 metros de profundidad, aproximadamente.

Fue una rápida y desesperada tarea de socorristas la que tuvieron que asumir los obreros, que finalmente con el apoyo de los Bomberos de Bucaramanga y la Defensa Civil lograron rescatar a sus compañeros.

Dos de ellos ya estaban sin vida. Se trata de Santiago Espinel Pabón de 52 años y Luis David Mejía Pérez de 48 años.

Jairo Ordúz Carreño de 42 años fue trasladado a la Clínica La Merced con una fractura en el hombro derecho y ayer se recuperaba de manera satisfactoria.

'No se pudo hacer más', relató William Porras uno de los trabajadores que sudoroso y lleno de barro, apenas atinaba a entender lo que estaba sucediendo. 'Esto suele pasar en la construcción, por lo menos pudimos sacar a uno con vida', añadió.

Para el teniente Agustín Pulido Suárez, oficial de Servicio de los Bomberos y quien intervino en el rescate, además de la gran cantidad de tierra que se desplomó, lo que más afectó a los obreros fue la cantidad de rocas que cayeron sobre ellos.

El sitio de la emergencia se convirtió en una romería de curiosos que no se quería perder un solo detalle. Sólo hasta pasadas las 3 de la tarde, comenzaron a llegar los verdaderos dolientes de los obreros muertos.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad