viernes 21 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Drama familiar: asesinó a su medio hermano

Consternada se encuentra una familia del municipio de Piedecuesta que fue abrazada por la tragedia, luego de que un joven de 17 años asesinó de una puñalada a un medio hermano de la misma edad.

El hecho, que una vez más pone de manifiesto los ya inimaginables niveles de intolerancia y la forma violenta de resolver las diferencias, se presentó a las 8:00 de la noche del pasado miércoles, en la carrera 18 con calle 1N del barrio San Carlos.

La pelea entre los dos medio hermanos, quienes según sus familiares compartían hasta el dormitorio, empezó a los golpes.

Luego, uno de ellos guiado por la ira sacó una navaja y le propinó una herida precordial a su medio hermano, quien se desgonzó pidiendo auxilio.

Ya no se trataba de una pelea de puños. Ahora la herida hablaba por sí sola. Por eso, tal vez  en un acto de arrepentimiento y guiado por su linaje, el agresor levantó del piso a su medio hermano y en un taxi lo llevó a la Clínica Piedecuesta.

Allí murió. Allí también la historia de la familia de los dos jóvenes se partió en dos.

Silencio y preguntas


Mientras la Sijin practicaba el levantamiento del cadáver, el padre de la víctima y del agresor intentó buscar una respuesta. No la encontró.

En medio del funeral el silencio se apropió del acongojado padre: en su rostro seguían las preguntas: 'Es difícil creer que esto pasó'.

La incredulidad también rondó la mente de todos quienes conocían a los medios hermanos, hoy protagonistas de un capítulo más de la intolerancia.

En la funeraria San Francisco Javier, donde reposan los despojos mortales de la víctima, el por qué, que se formulan familiares, amigos y allegados del occiso, hizo eco.

Nadie encontró una explicación de por qué una pelea entre medios hermanos que vivían bajo el mismo techo, terminó en tragedia.

La disputa entre los entrañables hermanos dejó sumida a su familia en un dolor inexplicable, con la certeza de que ahora uno de ellos estará en un cementerio y el otro tendrá que afrontar la justicia.

Intolerancia familiar

En menos de un mes, dos personas han sido asesinadas y otra más resultó herida en medio de riñas familiares. Uno de esos casos se presentó el pasado 19 de julio en jurisdicción del municipio de Girón, luego de que un anciano de 85 años asesinó de un disparo a su yerno en medio de una riña.

El otro hecho de intolerancia familiar se registró el pasado 29 de julio en el barrio San Miguel. Allí un joven de 17 años recibió una puñalada en el pecho por parte de su hermana, después de que se enfrascaron en una pelea por la compra de licor.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad