martes 07 de abril de 2009 - 10:00 AM

Duró golpe de la Policía contra los expendedores de estupefacientes

Lo que la Policía Metropolitana de Bucaramanga y la Fiscalía General de la Nación denominaron Operación Alborada, en su segunda fase, tuvo resultados.

Después de hacer un seguimiento de cuatro meses, las autoridades allanaron nueve inmuebles ubicados en los barrios Comuneros, Café Madrid, Centro y El Carmen, de los municipios de Girón y Piedecuesta, donde se expendía y comercializaban estupefacientes.

El operativo, para hacer frente al micro-tráfico de estupefacientes en la ciudad y el área metropolitana, incluyó la captura de 17 personas, la incautación de los estupefacientes hallados en los inmuebles, así como la confiscación de dos armas de fuego y $516.550 producto de la venta de la droga.

'Estas capturas se dieron gracias a los trabajos de inteligencia de la Policía, la Sijin, la vigilancia y los frentes de seguridad. Estas personas camuflaban la droga en sus partes íntimas, en las alcantarillas, en los contadores del agua y de la luz.

Es un duro golpe que le propinamos a los expendedores de alucinógenos en el área', señaló el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Orlando Pineda Gómez.

Avanza la investigación


Según las autoridades, los bienes utilizados para la comercialización de alucinógenos serán presentados ante la Unidad Nacional de Lavado de Activos y Extensión de Dominio.

Los 17 capturados fueron presentados en las últimas horas en audiencia pública ante un juez de control de garantías en el Centro de Servicios Judiciales acusados por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, en concurso con porte ilegal de armas de fuego.

A la fecha, la Policía Metropolitana de Bucaramanga ha puesto a disposición de la Fiscalía 32 predios para que se les aplique el proceso de extinción de dominio.

'Hemos detectado que de los 32 inmuebles presentados para el proceso de extinción de dominio el 15% estaban en calidad de arrendamiento lo que no impide el proceso. De estos 32 predios presentados, ocho ya fueron confiscados', agregó el general Pineda Gómez.

Antecedentes


El pasado 10 de marzo la Policía incautó seis toneladas de marihuana escondidas en la carrocería de un camión que se encontraba en un parqueadero público del barrio Comuneros, en el Norte de la ciudad. El alcaloide venía procedente de Valle del Cauca y tenía como destino los expendios clandestinos del área metropolitana.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad