jueves 18 de junio de 2009 - 10:00 AM

El bebé Esteban Alejandro fue asesinado por su propia mamá

La búsqueda terminó. Por increíble que parezca y aunque muchos no lo crean, ayer a la 1:00 de la tarde Johana Macías, de 24 años, la mujer que por seis días dijo estar angustiada por el paradero de su bebé, confesó ser la autora del crimen de su propio hijo.

Ella misma guió a los investigadores del Gaula hasta el sitio exacto en el que arrojó el cuerpo del bebé.

Aseguran las autoridades que el crimen habría obedecido a posibles problemas económicos y psicológicos de la madre, y debido a la presión ejercida en las últimas horas, tanto por los medios de comunicación como por las autoridades, la mujer habría optado por confesar su crimen.

El cuerpo sin vida del pequeño Esteban Alejandro fue hallado a las 3:00 de la tarde de ayer en un paraje en el kilómetro 50+200 metros en la vía que de Bucaramanga conduce a San Gil, en el sitio conocido como Pescadero.

Anoche la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bucaramanga realizó el levantamiento del cadáver del bebé, el cual fue hallado en una bolsa naranjada que estaba semienterrada.

El cuerpo del pequeño Esteban permanece en la morgue de Medicina Legal de Bucaramanga y en las próximas horas será entregado a sus familiares.

Así se conoció la noticia

Mientras anoche en el barrio Chacarita de Piedecuesta cerca de 300 personas participaban de una eucaristía por la pronta liberación de Esteban Alejandro, a 480 kilómetros de allí, en la capital de la República, el Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, confirmaba que el pequeño Esteban Alejandro había sido hallado sin vida.

Caras de consternación, mezcladas entre dolor y repudio, invadieron a decenas de personas que se encontraban en la ceremonia.

A las 8:45 de la noche, el general Luis Pérez, director del Gaula de la Policía, dijo que el cuerpo sin vida del pequeño Estaban fue hallado envuelto en una bolsa, cinco kilómetros adelante del peaje de Pescadero, en la vía que de Bucaramanga conduce al municipio de San Gil, Santander.

Los cabos sueltos


Desde el mismo instante del secuestro varias situaciones llamaron la atención de las autoridades. Una de ellas, que los secuestradores además de tener llave del candado se hubiesen llevado consigo a la mamá del bebé, en lugar de dejarla amarrada dentro de la vivienda, como suele suceder en este tipo de casos.

Ayer se conoció que durante los interrogatorios que la Dijin le hizo a la mamá del bebé, ella cambió su versión en tres oportunidades.

Otra inconsistencia que encontraron las autoridades dentro de la investigación, fue que la mamá del bebé tardó tres horas en denunciar el secuestro a la Policía.

A lo anterior se suma que las autoridades descartaron que un vehículo Renault 4, en el que la mamá del niño dijo que fue transportada durante el secuestro, hubiese sido usado en el hecho.

Con estas evidencias el grupo de investigadores del Gaula de la Policía Metropolitana de Bucaramanga y los de la Dijin, los mismos que atendieron el caso del secuestro y posterior asesinato del niño Luis Santiago Pelayo, empezaron a sospechar que el recién nacido no había sido secuestrado.

Anoche las autoridades prvecisaron que el papá del pequeño Esteban no ha sido vinculado a la investigación.

línea de tiempo
Otros crímenes


2008
Julio 8
Agentes de la Unidad Investigativa de Homicidios de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bucaramanga capturaron a un hombre de 43 años, por el homicidio de su hijastra, una niña de 3 años. El crimen ocurrió en el barrio La Cumbre de Floridablanca.

2007
Noviembre 22
Una menor de cinco años murió en el Hospital Local del Norte tras ser golpeada y maltratada por sus familiares en una vivienda del Norte de Bucaramanga.
Noviembre 4
Un hombre asesinó  a su propia hija de cuatro años en una finca de la vereda De Puentes, del municipio de Ocamonte, Santander. Esa misma noche la Policía capturó a tres sujetos, entres quienes se encontraba el padre de la menor.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad