domingo 11 de octubre de 2009 - 10:00 AM

El futuro energético de Colombia

Recientemente un racionamiento de gas natural en algunas ciudades del país, así como los altos precios de la gasolina, ha llevado a que muchos se pregunten cuál es el futuro del sector energético en Colombia.

Algunos creen que el país debe comenzar a buscar fuentes alternas de energía, mientras que otros consideran que hay suficientes formas de abastecimiento, lo único que hay que hacer es racionar de manera inteligente y sin ingerencias políticas.

Para Anif gracias a la estabilidad mostrada por el cuerpo regulatorio que lidera la Creg, Colombia cuenta con oferta energética aparentemente suficiente en horizontes de 10 a 15 años. Sin embargo la viabilidad financiera de los nuevos proyectos se ve ahora amenazada debido a los descensos en las proyecciones de demanda de energía y al mayor riesgo financiero global en proyectos de largo plazo. Por ejemplo, la reciente subasta del Cargo por Confiabilidad para el período 2012-2013 suponía abastecer una demanda 7% superior a la hoy proyectada por la Upme para ese período.

Un análisis de la entidad sobre el tema, asegura que  el futuro del mercado energético de Colombia depende crucialmente del curso actual de la crisis internacional. 'Por el lado financiero, hemos visto cómo este tipo de proyectos tienden a encarecerse por cuenta del credit crunch que experimenta el mundo desarrollado. Por el lado del sector real, mencionamos cómo la desaceleración económica ha llevado a replantear los pronósticos de demanda de energía, con caídas que ahora afectan la viabilidad de algunos de esos proyectos.

'Finalmente, explicamos cómo se puede tener no sólo un problema de exceso de oferta, sino de un desbalance en la composición de la misma en detrimento de fuentes alternativas a las hidroeléctricas. De hecho, estas últimas estarían elevando su participación del actual 66% de la capacidad a cerca del 72% en 2018', precisa el estudio.

¿Racionamientos?

Los recientes cortes de gas natural en diversas partes de Colombia, obedecieron, coinciden todos los sectores, a problemas de transporte, más no de producción.

Leonardo Sierra, del Observatorio Colombiano de Energía del CID de la Universidad Nacional, asegura que efectivamente en Colombia no es que no haya gas, sino que se han evidenciado problemas de transporte.

'Con la llegada del Niño al país, las generadoras recogen para luego soltar los embalses con energía a mejor precio. Allí es cuando entran a generar las platas a gas y faltó infraestructura en este caso, por ello los racionamientos', dijo.

Enfatizó a su vez que la energía hídrica (65% del consumo) es más barata que la térmica, por lo que las sequías aumentan el costo.

Por su parte, miembros de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica, Acolgen, consideran que las decisiones tomadas por el Gobierno Nacional frente al desabastecimiento de gas, afectan al sector eléctrico con costosas consecuencias.

Al respecto, el gremio indica que el racionamiento del combustible declarado por el Ministerio de Minas y Energía, acarrea grandes costos para los generadores térmicos.

'Hoy los generadores térmicos se ven obligados a producir con combustibles líquidos en capacidades inferiores a las que tendrían con gas, con los costos ambientales, de mantenimiento y de confiabilidad del sistema, derivados de generar con un combustible diferente al que se comprometió a través del Cargo por Confiabilidad', precisa Acolgen.

Igualmente, consideran que hay que tomar medidas para que no haya crisis dentro de algunos años. 'Análisis actuales muestran que la reserva de gas en Colombia llegará hasta 2018, y si no hay importantes descubrimientos hasta esa fecha, Colombia se verá en la necesidad de importar el combustible y pasará de ser abastecedor a abastecido'.

El verano también es un enemigo de la energía en Colombia, sin embargo, aunque se han lanzado campañas gubernamentales para incentivar el ahorro, el Ministro de Minas y Energía ha asegurado que no habrá racionamientos.

'A pesar de una eventual escasez de agua en Colombia por el fenómeno del niño, el País no tendrá problemas en materia de abastecimiento de energía. En estos momentos los embalses tienen una capacidad superior al 70 por ciento en materia de reservas de agua, que son una prenda de garantía para el sector. El país se encuentra preparado para hacer frente a la presencia del fenómeno del niño; en caso de una dificultad por un verano muy fuerte, las térmicas están en capacidad de atender la demanda de energía que se pueda dar en el país', dijo Hernán Martínez.

Panorama

Manuel Maiguashca, viceministro de Minas y Energía, explicó que el modelo de generación de energía eléctrica en Colombia no tiene exclusividades, sino que se deja a merced de la oferta del mejor precio de un producto definido, que es electricidad firme en momentos críticos.

'Para el transporte el tema es diferente. Al disminuir los subsidios a los combustibles fósiles y con reglas claras para su explotación, el autoabastecimiento de petróleo llega ya hasta el 2019, por lo que el mundo está buscando caminos paralelos. Para entrar al juego, Colombia y Brasil han instalado subsidios directos en sus mercados, incentivando el uso de biomasas mucho más eficientes como lo son la caña de azúcar y la palma de aceite. A raíz de la crisis financiera, lo más probable es que los afanes fiscales triunfen y los países desarrollados mermen los subsidios, impongan mayores impuestos a los combustibles fósiles e importen biocombustibles', explicó.

Aseguró que precisamente los biocombustibles son la meta del país. 'El camino que buscamos es ese; seguramente Colombia será uno de los proveedores más apetecidos para estos combustibles', precisó el viceministro.

Arturo Infante, ex rector de la Universidad de los Andes, asegura que lo que suceda en Colombia será medido, en gran parte por el resto del mundo. 'El futuro de la energía a nivel mundial, depende en gran parte de lo que pase con la producción y el consumo en los países líderes, como Estados Unidos, la Unión Europea y China'.

Coincidió con el viceministro, en que el futuro, no sólo nuestro, sino de todo el mundo, está en los biocombustibles, que deberán, en un momento desplazar a los combustibles fósiles.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad