sábado 13 de abril de 2019 - 12:00 AM

En impunidad continúa el asesinato de un joven en Piedecuesta

Erwin Yesid Camacho, de 20 años, desapareció el 10 de julio del año pasado y cuatro días después fue hallado muerto a orillas del Río de Oro, en Piedecuesta. Nueve meses después, el crimen sigue impune.

Además del dolor que los familiares de Erwin Yesid Camacho Moreno sufren desde su asesinato, ocurrido hace casi nueve meses a orillas del río de Oro en el sector de Cabecera del Llano, en Piedecuesta, tienen que cargar con la impunidad en la que hasta ahora se encuentra el proceso.

Y es que a pesar de que los familiares de la víctima afirman que existe material probatorio y evidencias sólidas en contra de los presuntos responsables, según ellos es nulo lo que ha hecho la Fiscalía para esclarecer este crimen.

Claudia Patricia Moreno, madre del joven de 20 años asesinado, más conocido como ‘Pepe’, aseguró que desde un principio tiene muy claro quiénes son los responsables, incluso ayudó a los investigadores a recolectar las pruebas.

“Yo misma he buscado las pruebas y las entregué a la Fiscalía, testimonios y videos que son clave. Ya me aceptaron el derecho de petición para las cámaras de seguridad, pero el proceso no avanza. Me dicen que espere”, señaló la progenitora.

Le puede interesar: Hallan sin vida el cuerpo de joven en Piedecuesta

Entre el material mencionado se encuentra un video que grabó Camacho Moreno días antes de su desaparición. En las imágenes la víctima menciona con nombre propio a las personas que lo tenían amenazado.

“Le dijo a las primas que lo grabaran, dijo que lo tenían amenazado y se despidió de la familia. Esto también ya está en manos de los investigadores”, agregó la mujer.

Cumplieron las amenazas

Familiares del hoy occiso afirman que los responsables del hecho serían expendedores de estupefacientes, con quienes este tenía diferencias desde tiempo atrás, puesto que era consumidor.

El 10 de julio del año pasado Erwin Yesid salió de la casa de su abuela a eso de la 1:00 de la tarde y nunca lo volvieron a ver con vida.

Tras varias horas sin tener conocimiento de su paradero, sus seres queridos iniciaron una búsqueda junto con el Cuerpo de Bomberos y la Defensa Civil de Piedecuesta.

En la noche del jueves 13 de junio, varias personas se acercaron a los familiares y les dijeran que a Camacho Moreno lo habían matado y estaba enterrado en el sector conocido como La Finca, a orillas del Río de Oro.

Lea también: Mecánico murió al quedar aprisionado por una buseta en Bucaramanga

“Fuimos a buscarlo allá y los expendedores comenzaron a burlarse, nos decían que estábamos caliente cuando nos acercábamos y si nos alejábamos decían que estábamos fríos. Esa noche no lo encontramos”, dijo Claudia Patricia.

A las 6:00 a.m. del siguiente día, el cadáver finalmente fue hallado. Lo habían cubierto con lodo, tierra y hojas.

Agentes del CTI practicaron la diligencia del levantamiento del cuerpo, el cual fue llevado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Allí se logró establecer que el deceso se produjo por asfixia mecánica.

Piden justicia

Claudia Patricia, consciente de los errores cometidos por su hijo, pide a las autoridades judiciales que capturen a los asesinos.

“Mi hijo era un muchacho con muchos sueños por cumplir y a pesar de sus errores quería ser alguien en la vida”, finalizó la madre.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad