domingo 26 de mayo de 2019 - 12:00 AM

En la UCI permanece niño arrollado por un bus de Metrolínea en Bucaramanga

Por un aparente descuido de los padres, el menor de edad llegó hasta la carretera y fue atropellado por un alimentador de Metrolínea. Agentes de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga adelantan la investigación.

Aferrados a la oración y con toda la fe puesta en Dios se encontraban ayer los familiares del niño de 23 de meses de vida que fue atropellado por un alimentador de Metrolínea, en el sur de Bucaramanga, a la espera de una evolución positiva en su estado de salud.

El menor de edad, el cual es atendido en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de la Clínica Foscal de Floridablanca, sufrió una fractura de cadera, entre otras complicaciones, y su pronóstico es reservado.

Este grave accidente ocurrió sobre las 5:00 de la tarde del pasado viernes, cuando la víctima se encontraba jugando con su hermana mayor, de 11 años de edad, y bajo la supervisión de su progenitora en un parque de la carrera 21B con calle 115 del barrio Provenza.

Le puede interesar: Retaliación por microtráfico cobró la vida de un menor de edad en el norte de Bucaramanga

En hechos que son investigados por las autoridades de tránsito municipal, la madre aseguró que en un pequeño descuido el menor se soltó y se lanzó a la carretera.

“Saqué a los niños al parque, estábamos compartiendo. En un momento ellos se alejaron un poco, pero yo los estaba mirando. Yo fui a recoger las cosas que habíamos llevado, unos juguetes, y mi hija lo tenía a él agarrado de la mano. Cuando el niño me vio se le soltó, porque tiene mucha fuerza, y salió corriendo a la calle”, relató la mamá.

Justo en el momento en el que el menor salió a la vía se encontró de frente con un bus alimentador Metrolínea, cuyo conductor no pudo hacer nada para evitar arrollarlo.

“El bus le golpeó la cabeza y lo dejó tendido en el suelo boca abajo, fue cuando las dos llantas de atrás le pasaron por encima”, agregó la mujer.

Lea también: 48 años de cárcel para hombre que violó y asesinó a niña de 11 años en Santander

Ocurrido el siniestro vial, el menor fue auxiliado por su mamá y los vecinos del sector, quienes en un carro particular lo trasladaron al centro médico antes mencionado.

Allí ingresó con una hemorragia interna, producto de la fractura de cadera.

“El golpe en la cabeza fue leve, lo más grave fue en la cadera que se le fracturó. Estamos a la espera de una evolución y determinar si hay órganos comprometidos”, concluyó la progenitora.

Fuentes de Metrolínea revelaron a esta redacción que el vehículo iba a una velocidad reducida por tratarse de una vía de tránsito lento y una zona residencial.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad