martes 19 de mayo de 2020 - 12:00 AM

En libertad, docente acusado de acosar a sus estudiantes

Durante tres meses y 20 días estuvo un docente de Puerto Wilches tras las rejas, acusado de acosar sexualmente a varias de sus estudiantes y de amenazar a una madre para que no denunciara.
Escuchar este artículo

El educador fue capturado en el Municipio Rivereño el pasado 28 de enero y para entonces le imputaron cargos por acto sexual, fraude procesal y amenazas. Acusación a la que no se allanó; pese a esta sitación un Juez de Control de Garantías lo envió a prisión y desde entonces estuvo recluido en la Estación de Policía del pueblo a la espera de un cupo en una cárcel. Hasta ayer que fue trasladado a la Cárcel de Barrancabermeja para firmar la boleta de libertad.

El pasado 15 de mayo, una Juez de Control de Garantías accedió a la solicitud de un Fiscal Seccional del Puerto Petrolero de otorgar la libertad, petición a la que se unió el abogado defensor quien alegó que no representaba peligro para la sociedad y no tenía antecedentes, incluso la Procuraduría y el Representante de las víctimas se unieron a la solicitud de la Fiscalía y el docente está en total libertad de retomar sus labores.

“El caso fue asignado a la Fiscalía Octava y allí no encontraron motivos para acusarlo por fraude procesal o amenazas porque nunca amenazó a nadie. El 8 de mayo la Fiscalía en la audiencia de acusación sólo formuló cargos por acto sexual y por lo mismo solicitó nueva audiencia para revocar la medida de aseguramiento”, explicó el defensor Milton Ruíz Lemus.

Lea también: Operativo en el sur de Bolívar dejó seis muertos y un detenido

“Fue un acto de discriminación”.

Uno de los factores que la defensa ha usado a favor del educador, es un fallo de la Procuraduría General de la Nación emitido en octubre del 2019, mientras la investigación avanzaba en la Fiscalía, en donde el Ministerio Público absuelve al hombre, archiva el proceso y califica las denuncias de las estudiantes y sus padres de familia como un acto de discriminación.

“El disciplinado (el docente)ha sido objeto de trato discriminatorio y en ocasiones grosero y violento, en razón de su color de piel y ser foráneo de Puerto Wilches, situación que no se puede permitir por esta Procuraduría Regional”, cita el documento firmado por Yamil Eduardo Álvarez, Castro, Procurador de Santander.

El representante del Ministerio Público, ofició además al Personero del municipio y al rector del colegio en donde labora, para que revise el trato de discriminación contra el profesor.

“La denuncia, tanto en la Procuraduría como en la Fiscalía fue la misma. Pero una de las madres de familia se contradijo en la versión. Muchos testigos que presentaron ellos, incluidos estudiantes, desmintieron las versiones y por eso fue un fallo absolutorio”, precisó el abogado Ruiz Lemus.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad