domingo 21 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

'Este fue nuestro regalo de Navidad'

El próximo 31 de diciembre Rafael Gustavo Barcías Albarracín cumplirá 26 años de edad, pero esta vez no sentirá el vacío de no tener una familia. Su madre, Ana Rosa Albarracín, tampoco tendrá que pasar una Navidad entristecida por su ausencia.

En un hecho que podría describirse como novelesco, Rafael logró reencontrarse con su madre y hermanos, después de que su progenitor lo hubiera separado de ellos hace 23 años.

'Mi registro civil es de Bucaramanga. Esa era la única pista que tenía. Decidí aventurar y venirme desde Cali con una prima para buscar a mi mamá. Tuve mucha suerte', explicó Rafael.

El encuentro se produjo el pasado viernes, el mismo día en que llegó a Bucaramanga y fue al Comando de Policía para buscar datos.

El nombre completo de su progenitora fue clave para que en la Secretaría de Salud, por medio del registro de Sisben, el joven conociera la dirección donde ella y sus hermanos lo estaban esperando.

'Fue una alegría enorme. Yo sabía que la iba a encontrar. Estoy pensando cómo voy a reponer todo este tiempo en que no pudimos vernos por cosas del destino', apuntó Rafael.

‘El instinto me decía que estaba vivo’

En una casa humilde ubicada en el barrio Miraflores de Morrorrico, al norte de la ciudad, Ana Rosa Albarracín preparaba ayer el primer almuerzo que, después de más de dos décadas, compartiría con su hijo Rafael.

'El papá del él me había amenazado, que se lo iba a llevar y lo hizo. Eso sucedió cuando Rafael tenía tres años. Usted no se imagina. Yo fui a buscarlo a Barrancabermeja, Bogotá y Barranquilla', dijo.

La mujer, de 55 años, reconoce que su situación  económica le impedía seguir haciendo viajes para buscarlo: 'La gente me decía que no lo buscara más, que hasta de pronto lo habían vendido… Pero mi instinto me decía que estaba vivo. Siento una felicidad que no puedo describir'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad