miércoles 30 de octubre de 2019 - 9:28 AM

Este miércoles llega a Bucaramanga el cuerpo de santandereano que murió en un accidente en Miami

El accidente ocurrió el pasado dos de octubre, por lo que los familiares viajaron a Estados Unidos para realizar las diligencias.
Escuchar este artículo

Luego de ‘eternos’ días de espera, este miércoles, los familiares de César Bolívar, el santandereano de 37 años que murió en un accidente en Estados Unidos, llegará a Bucaramanga.

Según Laura, una de las hermanas, para la repatriación, recibieron apoyo tanto económico como de trámite por parte de familiares, desconocidos y el Consulado de Colombia en Miami.

La tragedia ocurrió el pasado 2 de octubre en Miami, donde César llevaba 10 meses trabajando para una compañía multinivel.

El accidente aún no es claro, los familiares siguen a la espera de un reporte de la Policía para establecer qué fue lo que ocurrió. Las primeras versiones conocidas por los familiares, apuntan a que “César estaba en un garaje arreglando un carro que le había suministrado la compañía para la que trabajaba. Al parecer se dio un golpe en la cabeza y falleció al instante. Por eso mi padre y mi cuñada viajaron para saber lo que realmente pasó”, agregó Laura.

La triste noticia la recibió Alejandra, la esposa, quien reside en Bucaramanga con sus hijos de 6 y 3 años.

Al ver que César no le contestaba el teléfono, se le hizo extraño, pues no era común, entonces llamó a una amiga para preguntarle, “le dije que por favor intentara comunicarse con él. No pasaron más de cinco minutos cuando me devolvió la llamada y me dijo que César había tenido un accidente. Quedé sin palabras y solo me senté a orar porque no fuese nada grave”.

Lea también: Tres lesionados tras choque entre una ambulancia, un motociclista y un ciclista en Bucaramanga.

Desesperada sin tener noticias sobre el estado de su marido, se contactó con un grupo de compañeros de trabajo de César. Por medio de una videollamada, le dieron la triste noticia de que su esposo había fallecido.

“Rompí en llanto y solo pensaba en cómo darle la noticia a mis suegros. Después de armarme de fuerza, llamé a la mamá de César para contarle lo que había pasado y mi hija pequeña escuchó la conversación.

Desconsolada se botó sobre mí a llorar por su papá, eso nos derrumbó aún más”, contó la mujer.

Entonces comenzó la intensa lucha para repatriar el cadáver, un proceso bastante costoso, alrededor de 25 millones de pesos. Finalmente, luego de casi un mes, los familiares por fin le dirán adiós.

Se espera que el cuerpo llegue a Bucaramanga hacia el mediodía de este miércoles y de allí será llevado a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, o ‘mormona’, en Provenza y mañana será sepultado.

“Él era nuestra motivación, siempre fue una persona emprendedora, positiva y alegre. Se fue para Estados Unidos con la convicción de triunfar en los negocios y darles un mejor futuro a sus hijos. Estuvo trabajando en restaurantes y hasta en construcción, pero finalmente dio con una buena compañía y estaba contento por estar haciendo lo que quería”, expresó su hermana.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad