jueves 23 de enero de 2020 - 12:00 AM

Exceso de velocidad habría originado accidente en Girón

Las autoridades de tránsito investigan el accidente en el que perdió la vida Julián Felipe González, de 21 años. Al parecer, por exceso de velocidad y adelantar en zig-zag perdió el control de su moto y fue arrollado por un camión.
Escuchar este artículo

Con apenas 21 años, la vida se le escapó a Julián Felipe González Carreño, una nueva víctima de accidentes de tránsito en el área metropolitana. El joven motociclista murió arrollado por un camión cisterna la noche del martes en la vía Chimitá en Girón.

González conducía una motocicleta de placa BYN-80F, en sentido Girón-Bucaramanga; iría hacia el sector de Chimitá a llevarle pañales a su bebé, sin embargo, por razones que no han podido ser establecidas, perdió el control del vehículo, chocó contra un Chevrolet Aveo, gris, de placas FBV-657 y debido al fuerte impacto salió despedido al carril siguiente con tan mala fortuna que justo en ese momento transitaba el carrotanque de matrícula TTW-666 que lo arrolló varios metros.

Cuando el vehículo pesado se detuvo ya era muy tarde, Julián Felipe sufrió múltiples traumas y murió de inmediato. Él quedó bajo el camión a pocos centímetros de las llantas traseras; su moto atravesó el separador y pasó al carril contrario.

Investigan

Agentes de la Seccional de Tránsito de la Policía Metropolitana acudieron a realizar el levantamiento del cuerpo e iniciar la investigación sobre el accidente del que hasta ahora la principal hipótesis sería un exceso de velocidad del motociclista.

Durante el levantamiento y cuando los agentes embalaban el cuerpo, los uniformados lograron escuchar una canción que se repetía en el reproductor musical del celular de la víctima, al parecer la escuchaba mientras conducía. Era una cumbia de Javier Martínez llamada ‘Luchando por un Sueño’.

Este celular fue clave para saber la identidad de Julián Felipe González Carreño, pues al momento de la tragedia no llevaba ningún documento y fue solo horas después que su familia llamó y un policía les contestó para darles la noticia. Por redes sociales habían visto fotos del accidente y, con preocupación porque él no regresó a casa, llamaron a ver qué había ocurrido.

González Carreño residía en el barrio Dangond y en esa zona de la ciudad trabajaba en construcción, la noche del martes llegó de trabajar, comió y se fue a ver a su hija, pero nunca llegó a donde la pequeña.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad