martes 18 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Expareja de docente asesinada en Santander insiste en su inocencia

Escuchar este artículo

Al cumplirse un mes de la desaparición de María Angélica Polanco Miranda, su expareja y uno de los principales indiciados en este asesinato, Arlington Polo Ariza insistió en su inocencia y denunció que tanto él como su familia han sido víctimas de constantes amenazas de muerte.

El hombre, quién se mantuvo en silencio durante más de 15 días luego de haber sufrido quebrantos de salud durante el interrogatorio de la Fiscalía, se mostró públicamente a través de un vídeo en el que lamentó una vez más la muerte de la madre de uno de sus hijos. “Confío en cada uno de los entes investigativos para que den con el verdadero autor intelectual y material de este atroz crimen. Tengo plena confianza en la justicia y sé que van a llegar a los verdaderos culpables. Pondré mi cara a través de mis abogados para que así se pueda esclarecer este macabro asesinato”, manifestó Polo Ariza.

Dejó claro además que no se está escondiendo, “solo que temo por mi vida, la vida de mis hijos que han sido amenazados de muerte y también he tenido quebrantos de salud por esta esta situación”. El indiciado ahora es defendido por la firma de abogados Total Jurídica de Medellín.

Lea también: Santandereano murió en accidente de tránsito

Más celeridad

Y mientras la Fiscalía avanza en la investigación del crimen de la docente María Angélica Polanco Miranda, sus familiares al igual que los barranqueños piden celeridad en este proceso para que este asesinato no se quede en la impunidad. “Solicitamos se den todos los elementos jurídicos necesarios a la menor brevedad posible para judicializar e imputar al o a los presuntos victimarios de esta conducta punible. Agradecemos su solidaridad y apoyo en este caso, y nos abstenemos de dar declaraciones hasta tanto no se produzca una imputación dentro del proceso penal que se está adelantando”, manifestaron sus seres queridos por medio de un comunicado.

Los hechos

María Angélica salió el pasado 17 de julio, a las 6:00 de la tarde a cumplir una cita y desde ese día no volvieron a saber nada de ella. Solo hasta el 21 de julio, cuando los pobladores del corregimiento El Llanito reportaron el hallazgo de un cuerpo sin vida en inmediaciones de un campo petrolero. Días después Medicina Legal confirmó que el cadáver correspondía a la docente desaparecida. El crimen fue repudiado por su familia y por el Puerto Petrolero, quienes han unido sus voces para pedir que se haga justicia y que se castigue al responsable con todo el peso de la Ley.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad