miércoles 16 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Familia santandereana se reencuentra tras 29 años

Dos hermanas se reencontraron luego de 29 años cuando por culpa de la violencia se tuvieron que separar.

Ellas se vieron por última una mañana de 1980 cuando un grupo de hombres armados ingresó a la finca Los Pinos, ubicada en el municipio de Suaita, Santander y los desplazó.

Julieta y Rosa María Aranda Rodríguez, dejaron de verse. Julieta se marchó con una tía para Bogotá y nunca más tuvieron noticias la una de al otra.

Gracias a una denuncia que Rosa hizo en la Fiscalía en 2007 sobre la desaparición de su hermana, el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI,  pudo localizar a Julieta. El reencuentro de las hermanas Aranda Rodríguez, era inminente.

Tras 29 años de estar separadas las dos mujeres se reencontraron en las instalaciones de la Fiscalía Seccional de Valledupar.

Julieta, de 50 años, llegó acompañada de su esposo y de su única hija de 12. No hubo tiempo para las palabras. Al verse de frente se lo dijeron todo con un fuerte abrazo. Las hermanas Aranda Rodríguez habían cumplido el sueño de reencontrarse.

'Fueron muchos años de tristeza, de amargura, pero gracias a Dios que me hizo el milagro y ya sé donde está mis hermana', dijo Julieta.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad