sábado 21 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Fue capturado por homicidio en Bucaramanga y la víctima murió por un infarto

Pedro Núñez, como fue identificado el fallecido, murió luego de recibir un golpe en la espalda con un objeto contundente. Cuando las autoridades estaban judicializando al agresor, fuentes médicas indicaron que el deceso habría sido producto de un infarto.
Escuchar este artículo

A poco de terminar recluido en un centro carcelario, bajo medida de aseguramiento, estuvo ayer un habitante de calle a quien acusaban de haber asesinado a un hombre de 60 años, identificado como Pedro Núñez, también en condición de indigencia.

La víctima murió el pasado jueves, sobre las 7:30 de la mañana, en circunstancias confusas y que apuntaban hacia un homicidio.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, en medio de una riña que el acusado sostenía con Pedro en vía pública de la carrera 17 con calle 24 del barrio Alarcón, en Bucaramanga, este recibió un golpe con un objeto contundente (palo de bambú) en la espalda.

Esta lesión habría dejado inconsciente al habitante de calle, quien se ganaba la vida recolectando chatarra. Aunque fue trasladado por la Policía al Hospital Universitario de Santander, HUS, murió cuando recibía atención médica.

En la reacción policial, el señalado agresor fue arrestado y presentado en audiencias concentradas ante un Juez de Garantías.

El jueves en la noche, la Fiscalía legalizó la captura sin ningún contratiempo. Ayer, cuando le iban a imputar cargos, del HUS enviaron un informe en el que se advertía que la muerte de Pedro Núñez sería producto de un infarto fulminante, más no del golpe con el objeto contundente.

Así las cosas, al ente acusador no le quedó otra opción que solicitar la libertad inmediata, la cual fue aceptada por el togado.

Habló el capturado

Si bien el habitante de calle aceptó su responsabilidad en los hechos, dijo que la agresión con el bambú no había sido lo suficientemente fuerte para ocasionarle la muerte.

“Estamos peleando por una chatarra, él me hizo lances con una tijera y yo le pegué con el bambú. Después de eso yo lo ayudé, me quedé ahí con él y le di respiración boca a boca, luego con la Policía lo llevamos al hospital, donde murió. Yo no tiré a matarlo, solo le di un leñazo”, reveló el acusado.

Pese a que por lo pronto se advierte que las causas del deceso serían naturales, la Fiscalía indicó que se espera el dictamen de la necropsia efectuada por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad