miércoles 24 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Fue identificado el hombre que murió luego de sufrir una caída en el barrio El Poblado de Girón

Se trataba de Marco Antonio Ortiz Rey, de 37 años. El pasado 11 de noviembre murió al caer de su propia altura en la calle. Los testigos presumieron que iría en estado de embriaguez pero sus familiares contaron que sufría de trastorno afectivo bipolar, debía medicarse y ese día no lo hizo. Sin embargo, las causas de su muerte aún no son esclarecidas.
Escuchar este artículo

Marco Antonio Ortiz Rey, de 37 años, perdió la vida el pasado jueves 11 de noviembre en el barrio El Poblado de Girón luego de sufrir una aparente caída.

Fue por medio de las noticias que circularon al día siguiente que Elizabeth Rey-su mamá-, supo que se trataba de él.

Aunque las autoridades no confirmaron su identidad de inmediato, puesto que no llevaba documentos y nadie en el sector dijo conocerlo, solo al ver las imágenes de los hechos lo reconoció por la sudadera que llevaba puesta.

“Sentí un calor por todo el cuerpo. Le dije a mi marido: ese es Marquitos.

“Me respondió que si fuera así ya nos hubieran llamado, que a él lo conocían. Mi hija fue a Medicina Legal con la cédula y sí, era él”, contó la progenitora.

Los hechos

Ese jueves en la noche las personas que transitaban por la carrera 26 con calle 45, vieron al hombre tambaleando, parecía que iba bajo los efectos del alcohol, se veía desorientado.

Luego vieron que entró a una tienda en la esquina de la calle 45. Allí pidió un vaso con agua, luego salió y continuó su camino en zigzag. Pero no llegó muy lejos. Dio tres pasos, perdió el equilibrio y se desplomó. Muchos hasta se rieron, presumiendo que de lo ‘borracho’ se había caído.

Lea: Un transportador informal estaría abusando de mujeres en Barrancabermeja

¿Qué le pasó a Marquitos?

A los 18 años a Marco Antonio lo diagnosticaron trastorno afectivo bipolar.

Aún así, tuvo una vida normal. Terminó sus estudios de bachiderato. Su primer trabajo fue vender helados en un carrito, luego con su papá y por último, se dedicó a reciclar.

Según contó Elizabeth, Marco llevaba dos semanas consumiendo drogas.

“Lo veíamos con una pipa, como que fumaba bazuco y eso ya lo tenía bastante delgado.

“Salía a hacer sus vueltas, una que otra noche no llegaba a la casa pero esa última vez salió desde el miércoles en la mañana, en la tarde no se tomó sus medicamentos.

“Creo que él no estaba borracho sino descompensado por la falta de su medicina y porque no estaba comiendo.

“Dicen que pudo ser un infarto pero aún no se ha confirmado”.

La única certeza es el dolor de ausencia...

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad