miércoles 12 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Golpe al microtráfico: cayeron ‘Los Morados y ‘Los Yakuza’

Varios meses tardó la investigación de la Sijín, adelantada en coordinación con la Fiscalía, que terminó esta semana con la desarticulación de manera paralela de dos estructuras delincuenciales que se dedicaban al microtráfico en el área metropolitana.

La primera banda, autodenominada ‘Los Morados’, operaba en los barrios del suroccidente del municipio de Piedecuesta, principalmente en la ruta de turismo religioso hacia el cerro La Cantera, la cual se había convertido en ‘zona de miedo’.

La Policía pudo establecer que esta red contaba con un modelo de expendio a domicilio, que funcionaba desde la recepción de pedidos a través de llamadas telefónicas.

‘Los Morados’ era liderada por Gustavo Anaya, alias ‘Morado’, quien fue capturado junto a otros 20 miembros más de su banda en 13 allanamientos realizados en los barrios La Feria, La Cantera y Hoyo Grande (de Piedecuesta), entre el pasado lunes y ayer en la madrugada.

Lea también: Riña entre venezolanos en Bucaramanga dejó a uno muerto y el otro en prisión

“Esta organización llevaba más de 10 años operando. En meses anteriores, al cabecilla se le había hecho extinción de dominio y tranquilamente ubicó otro inmueble en donde continúo con el negocio”, explicó el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general Manuel Vásquez.

Para evadir el cerco de las autoridades, en la vivienda antes mencionada la red desarrollaba actividades de tratamiento de vísceras de ganado como fachada. Estas acciones permitían camuflar las sustancias alucinógenas y hacerlas imperceptibles a los caninos policiales.

En Bucaramanga

El otro golpe al microtráfico lo realizó la Policía a la banda ‘Los Yakuza’, tras la captura de 11 de sus señalados integrantes.

Esta organización llevaba a cabo su actividad delincuencial en el parque Centenario y la Avenida Quebradaseca, en la capital santandereana. Allí contrataban como campaneros a habitantes de calle y a cambio de la labor prestada les pagaban con dosis de alucinógenos.

Uno de los detenidos, según las autoridades, cuenta con 32 procesos por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

La Policía reportó que en conjunto estas dos bandas comercializaban en un día más de 2.000 dosis (cocaína, marihuana y bazuco), obteniendo cerca de $300 millones de ganancias mensuales.

Lea también: Niño perdió parte de su labio tras ser atacado por un perro en Santander

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad