martes 21 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Hallan el cadáver de un motociclista que cayó 50 metros por un abismo

Las autoridades informaron que Gonzalo Anaya Garavito, de 40 años, murió tras salirse de la vía y caer al abismo. Este accidente habría sucedido el pasado 6 de mayo.

Un cadáver en alto grado de descomposición junto a una motocicleta Yamaha FZ, de placas ZLR-38D y de color azul, fue hallado ayer, sobre las 11:00 a.m., por un grupo de trabajadores de una empresa contratista de la Ruta del Cacao.

Los restos óseos yacían en el fondo de un abismo, de aproximadamente 50 metros, a un costado de la vía La Fortuna - Bucaramanga, a la altura del kilómetro 18+670 metros (jurisdicción de Girón).

Sobre el mediodía llegaron los Bomberos Voluntarios de Lebrija y la Policía, quienes luego de realizar un barrido por la zona encontraron también el cuerpo de un perro y las pertenencias de la víctima.

Se trata de Gonzalo Anaya Garavito, de 40 años de edad, quien, de acuerdo con las autoridades, se encontraba desaparecido desde el pasado 6 de mayo.

Aquel día, el motociclista salió de su vivienda en el corregimiento de La Fortuna, en Barrancabermeja, con destino a la capital santandereana para traerle el perro a su hija.

En hechos que aún son investigados, el hombre decidió devolverse, y de acuerdo con una huella de arrastre en el asfalto, se salió de la recta y terminó cayendo al fondo del precipicio.

Familiares del occiso llegaron a la zona justo cuando la Seccional de Tránsito de la Policía realizaba el levantamiento del cadáver y explicaron que no habían instaurado la denuncia de desaparición en vista que en ocasiones pasadas Gonzalo Anaya salía de viaje y pasaban varias semanas sin saber nada de él.

dato
Los restos óseos fueron llevados a la morgue de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, para que con cotejos de ADN se pueda establecer la plena identidad.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad