lunes 26 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Así fue como hallaron un cadáver en descomposición en el Norte de Bucaramanga

En una zona boscosa del barrio Villa Rosa, fue hallado el cuerpo de un hombre que tendría entre 3 y 4 días de fallecido. Primeras hipótesis apuntan a que murió de un balazo en la cabeza.
Escuchar este artículo

Un fétido olor que ayer en la mañana se percibía en una zona boscosa en el sector conocido como Los Tanques en la manzana 27 del barrio Villa Rosa, al Norte de Bucaramanga, había sembrado dudas entre los residentes de la zona y entre quienes habían llegado para jugar partidos de microfútbol en la cancha aledaña.

Finalmente un motociclista se decidió y le informó a una patrulla de la Policía sobre lo sospechoso del olor y la presencia de algunos gallinazos. Eran las 9:37 de la mañana cuando los uniformados del cuadrante decidieron adentrarse un par de metros entre la vegetación a un costado de la carretera y se encontraron con una macabra escena. Cubierto con maleza se encontraba el cadáver en avanzado estado de descomposición, de un hombre que hasta ayer no había sido identificado.

La escena fue acordonada alrededor por varios metros, mientras el CTI acudía a realizar el levantamiento, entre tanto algunos curiosos se asomaban para tratar de ver que ocurría, mientras que en la cancha el partido continuó y sólo se detuvo un momento cuando salían con el cuerpo envuelto en plásticos.

Todos rumoreaban acerca de la víctima, pues pese a que estaba casi irreconocible, aseguraban que por las prendas de vestir, nadie logró identificarlo. Al parecer no era de por ahí decían. El sujeto vestía bermuda impermeable de colores azul. Blanco y rojo, tenis blancos y una camiseta blanca del Atlético Bucaramanga. Tenía tatuajes en sus piernas, en la izquierda era un escudo del equipo deportivo bumangués del que al parecer era hincha ferviente.

Estaba tirado bocabajo entre la maleza, como si hubiese sido arrojado desde la vía y cubierto con las ramas. Cuando el CTI revisó el cadáver le hallaron un revólver y un celular que sería clave para su identificación. Además de otras pertenencias personales que al cierre de esta edición eran analizadas.

¿Ejecutado?

El estado en que se encontraba, no permitió siquiera reconocer el rostro que ya había sido carcomido por la carroña, sin embargo en la frente se lograba ver un orificio que podría tratarse de un tiro.

Al cierre de esta edición, era llevado a la morgue de Medicina Legal en donde sería identificado plenamente y se encargarían de determinar si en realidad era un impacto de bala o el orificio había sido provocado por uno de los chulos que se alimentaba de su carne.

Falsas alarmas

Mientras practicaban el levantamiento dos hombres se acercaron a tratar de observar, el primero sereno y cauteloso buscó la forma de ver el cadáver, quería confirmar quien era pues su cuñado no aparecía desde la noche del sábado.

Sin embargo, por el estado en que fue hallado el cuerpo se cree que estaba en el sitio desde al menos hacía cuatro días, así que suspiró, así confirmó que no era su familiar y se fue.

Minutos después llegó un hombre alterado, lloraba y pedía ver el cuerpo, pues su hermano no aparecía hacía varios días y hasta su casa llegó un conocido a decir que lo habían encontrado muerto. Sin embargo le mostraron una foto y tampoco era. Quedó la incertidumbre de quién se trataba y de la forma en que perdió la vida, pero en alguna casa lo extrañarán.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad