jueves 17 de noviembre de 2016 - 12:01 AM

Hombre fue asesinado mientras observaba el partido de Colombia

Las autoridades ya tienen plenamente identificados a los dos sicarios que participaron en el atentado. La Fiscalía avanza en el proceso de judicialización.
Escuchar este artículo

Transcurrían 10 minutos del segundo tiempo del partido entre las selecciones de Colombia y Argentina, cuando en la esquina de la calle 8 con carrera 20 del barrio Comuneros, en el Norte de la ciudad, se escucharon varios disparos.

Eran las 7:40 de la noche del martes, y de inmediato el fútbol pasó a un segundo plano, pues un sicario acababa de atentar contra un hombre de 29 años que estaba frente a su casa, mirando el partido.

De acuerdo con el relato que varios testigos les entregaron a las autoridades, la víctima, identificada como Miguel Peña Angarita, observaba el encuentro futbolístico en un televisor que instaló frente a su residencia, cuando llegó un hombre que lo llamó por su nombre.

Peña Angarita inicialmente ignoró el llamado y siguió viendo el partido, pero ante la insistencia, se paró para atenderlo. En ese instante, el sujeto que lo había ido a buscar sacó un revólver y empezó a dispararle indiscriminadamente, propinándole un tiro en la parte izquierda del pecho.

En medio del caos, el sicario aprovechó para huir del lugar en una motocicleta en la que era esperado por su cómplice. Cuando los vecinos se atrevieron a salir de sus casas, se percataron de que Peña Angarita yacía en el piso, con el pecho ensangrentado.

De inmediato, los amigos del herido reaccionaron y lo trasladaron en un vehículo al servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, a donde ingresó sin signos vitales.

Ocurrido el crimen, el sitio de los hechos fue acordonado por la Policía, que desplegó un amplio operativo en la zona, con el fin de ubicar a los agresores. No obstante, no se produjeron capturas.

Funcionarios de la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, inspeccionaron el lugar del atentado, con el fin de buscar evidencias que permitan judicializar a los responsables.

Posteriormente, se trasladaron al HUS, donde practicaron la inspección técnica de levantamiento del cadáver, el cual fue llevado a la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga, donde en las próximas horas será entregado a los familiares.

“Hay dos personas que están vinculadas a la investigación, pero como no fueron capturadas en flagrancia, quedaron libres pero relacionadas con el caso. La hipótesis que manejamos sobre el crimen hace referencia a problemas de tipo personal de la víctima”, explicó el coronel Clauder Cardona Cataño, comandante del Primer Distrito de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

De acuerdo con las autoridades, tanto el sujeto que disparó como el que manejó la motocicleta en la que huyó el agresor ya están plenamente identificados.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad