jueves 14 de enero de 2010 - 10:00 AM

Hombre que habría asesinado a su primo fue enviado a la cárcel

Los días de libertad de los cuáles gozó César Augusto Aparicio Eslava desde que el pasado 26 de diciembre accionó un arma de fuego contra el rostro de su propio primo, terminaron ayer a las 10:00 de la mañana en el municipio de Curití, Santander.

A esa hora un juez de garantías acató la solicitud elevada por la Fiscalía Quinta Seccional de San Gil para que le impusiera al imputado medida de aseguramiento en establecimiento penitenciario. Como se recuerda, los hechos por los cuales César Augusto Aparicio Eslava podría recibir una condena de hasta 18 años de prisión por los delitos de homicidio y porte de armas, se remontan al pasado 26 de diciembre, cuando en medio de la fiesta de 15 años de su hermana le disparó a su primo, a quien le produjo la muerte.

Los hechos se presentaron en la vereda Palmira, sector del Brigadier, del municipio de Curití. La víctima había llegado quince días atrás de Venezuela en donde laboraba como comerciante.

Luis Fernando murió cuando era trasladado al Hospital Regional de San Gil, mientras que su agresor, quien inicialmente había huido del sitio de los hechos para internarse en el monte, se presentó voluntariamente a la estación de Policía de Curití.

Entre los argumentos esbozados por la Fiscalía para que Aparicio Eslava terminara tras las rejas bajo medida de aseguramiento, el juez tuvo en cuenta los antecedentes de violencia intrafamiliar que tiene el sospechoso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad