viernes 30 de octubre de 2009 - 3:18 AM

Homenaje póstumo a santandereanos víctimas de masacre en Venezuela

Con canciones, pancartas y ramos de rosas, cerca de 600 personas les rindieron un homenaje póstumo a Yorbín Julián Anaya Vega y su tío Gerardo Vega Sisa, víctimas santandereanas de la masacre ocurrida en Venezuela. Familiares y amigos los despidieron con una caravana que llevó los cuerpos sin vida  desde la calle 35 del barrio Caldas hasta la Iglesia de Jesús de Nazaret, situada en Zapamanga II etapa en Floridablanca.


Las lágrimas de varios de los asistentes se unieron a los dolientes, quienes exigieron una investigación exhaustiva de los asesinatos de los dos miembros de la familia Vega, así como los de los otros 10 colombianos muertos en el país vecino.

El ataúd de Yorbín estaba cubierto por una bandera del Atlético Bucaramanga  y firmada por sus amigos de colegio y del barrio, quienes también le cantaron una cumbia de Javier Martínez para despedirlo.

La bandera de Colombia resaltó en el recorrido hasta el templo, no sólo porque cubría el féretro de Gerardo, sino también porque era llevada por unos asistentes que exigen un mejor trato para los colombianos en el exterior y, sobre todo, más justicia en este caso.

La Iglesia de Zapamanga se quedó pequeña para las personas que acompañaron a este hogar  que perdió a dos de integrantes el mismo día; varios de ellos se quedaron en la puerta, esperando a que concluyera la misa para ir al cementerio.

A las 4:00 p.m.,  en medio de pitos, dos patrullas de la Policía, un camión, motos y carros particulares, los cuerpos fueron conducidos hasta el Cementerio Central, en donde se les dio cristiana sepultura.

De las otras víctimas, que también residían en Bucaramanga, se conoce que Eduard Gamboa será velado y sepultado en Valledupar, de donde es oriundo, mientras que Humberto Rubyani Hernández, de 33 años, quien residía en el barrio La Esperanza, al norte de Bucaramanga, es velado en estos momentos por sus familiares en Cúcuta.

Aún se espera la llegada del cuerpo de José Luis Arenas, la última víctima encontrada en Venezuela. Sus parientes aún permanecen en San Cristóbal, a la espera del traslado del cadáver a Bucaramanga.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad