sábado 05 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Hurtaron $20 millones de una casa de empeño

Cuatro delincuentes perpetraron un millonario robo entre la noche del jueves y la madrugada de ayer en una casa de empeño ubicada en la calle 61 con carrera 17E, en el barrio La Ceiba, en el occidente de Bucaramanga.

Los delincuentes se llevaron consigo un botín de $20 millones representados en $12 millones en efectivo y $8 millones en joyas, y electrodomésticos.

El robo fue cometido, según las autoridades, por una banda dedicada al hurto de entidades comerciales, especializada en la modalidad de ‘ventosa’, que consiste en abrir un hueco desde una casa vecina a la que van a asaltar para ingresar y llevarse cuanto objeto de valor encuentren.

Utilizando una cama como anzuelo, una mujer embarazada y dos hombres llegaron el jueves a las 8:30 de la noche a una vivienda ubicada en la carrera 17E No 61-15.

'Como al lado de la vivienda por donde se metieron queda una carpintería, los sujetos le dijeron al dueño de la casa que si le podían dejar la cama al carpintero para hacerle unos arreglos. El señor les dijo que sí y cuando entraron para dejar las tablas, los encañonaron', señaló el propietario de la prendería.

Los delincuentes, una mujer embarazada y dos hombres de contextura delgada y tez morena, apuntaron con sus armas de fuego a los habitantes de la casa para que no gritaran ni opusieran resistencia.

Un hombre de 70 años, su hija de 23 y un niño de 7 años, fueron amordazados y encerrados en una de las habitaciones de la casa, mientras los asaltantes abrían un hueco en la pared que da a la prendería.


Ultimaron detalles

Los atracadores no dejaron escapar detalle en su plan de asaltar la casa de empeño. Incluso, tuvieron la precaución de cortar el cable de la alarma que está conectado al poste de la red telefónica.

Con la alarma desactivada los sujetos procedieron a ingresar por el hueco de un metro cuadrado que abrieron en la pared.

Saquearon las vitrinas, los cajones y se llevaron todos los objetos de valor. Por fortuna la caja fuerte de la prendería estaba empotrada y no pudieron abrirla.

Con el botín en su poder los ladrones salieron de la casa dejando encerrados en una de las habitaciones a las tres personas que amordazaron.

A las 3:00 de la mañana de ayer la joven de 23 años logró soltarse y tras desamarrar a sus dos familiares dio aviso a la Policía.

'Me llamaron como a las 3:30 de la mañana a decirme que se habían metido al negocio. Me levanté y cuando llegué estaba todo revolcado. Se llevaron todo', indicó el propietario de la casa de empeño.

Agentes de la Unidad Investigativa de Contra Atracos de la Sijin, adscritos a la Policía Metropolitana de Bucaramanga, inspeccionaron el lugar en busca de evidencias que permitan identificar a los delincuentes.

No obstante fue poco lo que lograron hacer pues los delincuentes se llevaron hasta las herramientas con las que abrieron el hueco en la pared.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad